Reproducimos el contenido del comunicado remitido por Sogecable:

Ante la incertidumbre generada por algunos medios de comunicación sobre el futuro de la explotación de los derechos del fútbol, Sogecable quiere insistir en que todos sus abonados a Canal+ y Canal+ Liga tienen garantizada la emisión de los partidos de la Liga de Primera y Segunda División la próxima temporada.

Sogecable reitera, una vez más, que tiene intención de cumplir el contrato suscrito con Mediapro en junio de 2009 y con todos sus compromisos de pago, como ha venido haciendo hasta ahora, siempre y cuando Mediapro facilite a esta compañía un aval bancario u otro tipo de garantía.

Sogecable, consciente del estado de insolvencia inminente en el que se encuentra Mediapro, ha solicitado esta garantía de forma excepcional para asegurarse de que los 90 millones que Sogecable debe entregar a Mediapro como primer pago por los derechos audiovisuales de la próxima temporada se destina a los anticipos para los clubes de fútbol. Y más aún cuando esta compañía acaba de solicitar un concurso de acreedores.

Sogecable ha exigido esta medida por pura prudencia empresarial al existir una sentencia que condena a Mediapro a devolver a Audiovisual Sport (AVS) los derechos de los clubes de fútbol que le fueron arrebatados ilegalmente y que, por tanto, modificaría sustancialmente las condiciones del modelo de explotación del fútbol. AVS está participada al 80% por Sogecable y en un 20% por Televisión de Cataluña.

Dicha sentencia condena también a Mediapro al pago de 105 millones de euros a Sogecable por los graves incumplimientos del anterior contrato sobre la explotación del fútbol, firmado en julio de 2006.

Precisamente el pago de esos 105 millones ha sido el motivo fundamental por el que Mediapro ha solicitado el concurso de acreedores y no los supuestos incumplimientos de pago por parte de Sogecable, como ayer atribuía falsamente Mediapro en su comunicado oficial.

En el escrito presentado, precisamente ayer 16 de junio, ante el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona para solicitar el concurso de acreedores, Mediapro reconoce literalmente que, “por tanto, el principal motivo del estado insolvencia inminente en el que se encuentra Mediapro es la ejecución de la sentencia judicial , que obliga a la Sociedad a desembolsar 104 millones de euros de forma inmediata como consecuencia del litigio existente con AVS relacionado con los derechos audiovisuales de la Liga de Fútbol Profesional”.