La Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión acoge en su sede hoy y mañana el “4º Encuentro de Nuevos Desafíos en la Televisión Digital”, organizado junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en colaboración con abertis telecom e Impusa TDT. Esta reunión de expertos tiene como objetivo profundizar sobre nuevos retos de la televisión como la puesta en marcha de las emisiones en alta definición, la emisión combinada Broadcast Broadband o el proceso de aplicación del dividendo digital.

Un debate imprescindible para el futuro

El presidente de la Academia, Manuel Campo Vidal, ha inaugurado las jornadas señalando que “se trata de un encuentro muy importante para la Academia porque es la forma de subrayar que en la Institución conviven todos los oficios y profesiones del sector y que todos son sumamente importantes”. El presidente ha destacado que si el encuentro de Lleida 3,2,1 TDT, celebrado un año antes del apagón, sirvió para encuadrar la situación en un momento de cierto excepticismo ante el apagón analógico, espera que el que se inaugura hoy ponga las bases para una “transición tecnológica que aún no ha finalizado”. Campo Vidal ha destacado que “ha sido un error la disolución de Impulsa TDT en vista de que ha generado un rendimiento extraordinario, prestando un servicio enorme a este país. Ahora, con los nuevos retos a los que se enfrenta el sector en esta segunda transición, sería necesario que Impulsa TDT continuara con su labor”. En esta línea, ha ofrecido formalmente, hasta que llegue una nueva Impulsa TDT, el apoyo de la Academia de Televisión para mantener vivo en el seno de la Institución un debate que es imprescindible y necesario para el futuro del sector”.

El acto inaugural también contó con la participación de los directores del encuentro: Eladio Gutierrez, ex presidente de Impulsa TDT y Pere Vila, Director de Planificación e Innovación Tecnológica de RTVE. Vila dio la bienvenida a los asistentes y repasó los principales contenidos de las jornadas señalando que quieren ser “un punto de encuentro de los profesionales de la televisión para hablar de cuestiones técnicas desde un punto de vista práctico”. Por su parte, Eladio Gutiérrez, agradeció las palabras del presidente de la Academia compartiendo su reflexión sobre la necesidad de que “bien desde Impulsa TDT, u otra fórmula de debate, la industria continúe poniendo en común los nuevos retos de la televisión”.

El papel de la Administración

Desde el punto de vista de la Administración, Ricardo Alvariño, subdirector general de infraestructuras y normativas técnicas de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, que ha inaugurado la mesa sobre el Dividendo Digital, ha destacado que el 3 de abril de 2010 se produjo un hito clave en la historia de la televisión en España al iniciar las emisiones a través de tecnología digital terrestre, que existían desde el año 1956. Alvariño ha remarcado que “España se ha anticipado en más de dos años a la fecha prevista por la Unión Europea y, con ello, a otros países de nuestro entorno. Esta anticipación ha hecho posible que la industria española con actividad en materia de TDT se sitúe a la vanguardia europea, teniendo así oportunidades para exportar equipos y tecnología”.

España a diferencia de otros países tiene una gran ocupación de la banda de frecuencia de UHF por el gran número de canales múltiplex estatales, autonómicos y locales, y por la orografía que hace que se necesiten más centros emisores que en otros territorios para alcanzar la misma cobertura. Estas circunstancias, unidas a la falta de estudios de planificación coordinados además con los países limítrofes, han provocado a juicio de Alvariño un retraso en la adjudicación del sobrante de la banda UHF 470-862MHz. Con respecto a la subbanda 790-862 MHz (canales 61-69), según los documentos elaborados por la Comisión Europea, este dividendo estará dedicado a nuevos servicios de televisión (móvil, HD, interactiva…), y comunicaciones móviles de banda ancha. En noviembre de 2007, la propia Comisión redactó finalmente una Comunicación en la que puso negro sobre blanco este cambio de asignación.

El Gobierno mediante el Real Decreto 365/2010 reguló la asignación de los múltiples de TDT tras el cese del analógico, estableciendo dos fases. En una primera se planficarían cuatros nuevos múltiples, y uno autonómico, por debajo de la banda 790-862MHz, procurándose que sean los antiguos canales analógicos. En una segunda fase, que concluiría antes de enero de 2015, contaríamos con nuevos múltiples de ámbito nacional y autonómico, trabajando todos ellos por debajo del canal 61, por lo que cada operador tendría control total sobre cada uno de sus múltiples.

El reto del dividendo

Elena Puigrefagut, senior engineer de la EBU, ha destacado que “para mantener la TDT competitiva ha de ofrecer una cierta diversidad de programas y mantener la calidad de recepción, y para ello necesitamos espectro, seis o siete múltiples para ser competitivos con el cable o el satélite”. “La banda 470-862 MHz se ha utilizado hasta ahora para ofrecer un servicio público, pero los modelos de negocio para ofrecer Internet de banda ancha en movilidad son principalmente comerciales, no para cubrir, por ejemplo, zonas rurales. Para garantizar el ‘broadband for all’ se ha de considerar en un contexto mucho más amplio sin limitarnos a la discusión del dividendo digital, con otras frecuencias, despliegue de fibra…”, ha concluido en su intervención.

Por otro lado, Lluis Borrell, partner de Analysys Mason, presentó las principales conclusiones de los estudios que para la Comisión Europea ha elaborado esta consultora durante más de un año. Borrell ha destacado que “el cambio tecnológico y en el consumo determinará las nuevas tendencias de televisión lineal y no lineal, el papel que jugará cada actor en estos cambios estructurales, y cuáles serán los plazos para adaptarse a nuevos planes de negocio con inversión en infraestructuras a largo plazo en un mundo cambiante inmediato”. También, ha reconocido que “existe un debate de fondo entre el mercado de telecomunicaciones y el audiovisual. Pero, en el contexto de los cambios tecnológicos y en las conductas de los consumidores, deberíamos relativizarlo… para tener una perspectiva de mercado sobre el uso del espectro tradicional y el futuro con nuevas plataformas de distribución”.

Operadores de red

Josep Ventosa, director de nuevos negocios en Abertis Telecom, ha destacado que el Real Decreto del 3 de abril ha dejado aún pendiente la planificación radioeléctrica final y la asignación de los tres múltiples nacionales, un autonómico y uno para televisión previstos en el Plan Nacional de la TDT del 2005, utilizando parte del espectro liberado por la televisión analógica… para así concluir realmente la fase 1. Ventosa ha puesto sobre la mesa que la plataforma de televisión terrestre tiene que ofrecer libertad de elección a los ciudadanos, siendo competitiva con recursos como los contenidos premium, HD, conectividad IP e Internet, movilidad o 3D. También, ha hecho hincapié en un elemento clave como es la neutralidad de la red (NET Neutrality) que garantice el derecho de acceso a contenidos, aplicaciones y servicios, y a conectar dispositivos, garantizando una total competencia y transparencia sin discriminación. Un debate en el que deberán participar no solo las teleco sino también la comunidad broadcast, ha enfatizado el directivo de Abertis.

Alta definición

Adolfo Remacha, director técnico adjunto de Sogecable, ha destacado en relación al HD el inflado contenidos (no existen hoy suficientes contenidos para emisión 24 con contenidos nativos en HD), la necesidad de emisión en simulcast, la convicencia de relaciones de aspecto y la aparición de innumerables formatos de ficheros (AVCIntra, DNxHD, XDCAM, MPEG2 Long GOP, DVCPRO HD…)… Con respecto al recurrente upscaling, “nuestra experiencia es que inflar cine, series y estudio es pasable, pero no lo son las retransmisiones o archivo de noticias”, ha comentado. Remacha ha concluido su intervención asegurando que el audio es una cuestión delicada en HD ya que se manejan hasta 6 audios individuales y un downmix estéreo. En el caso de ficción o deportes (con doblaje y audio personalizado) se ven obligados a convivir con hasta 16 audios, con los inevitables retardos.

Por su lado, Amadeu Gassó, director técnico de Televisió de Catalunya, ha hecho un repaso a las numerosas pruebas que en alta definición ha llevado a cabo la autonómica catalana, pionera en la emisión HD en España. Para hacer un canal simulcast en HD, Televisió de Catalunya marcó una hoja de ruta que incluía el cambio de formato a 16:9 (con la correspondiente influencia en platós, móviles, grafismo, decorados, archivo… incluso la adaptación del gestor de contenidos y el editor Natural News). También, han llevado a cabo un ambicioso programa de formación para unos 840 profesionales. En este momento, cuentan con dos estudios de producción de dramáticos, una unidad móvil de 6 cámaras, otra de tres cámaras y diversas unidades autónomas. El directivo de TV3 ha concluido su intervención asegurando que “en TV3 pensamos que la HD de hecho es una necesidad competitiva y una obligación de servicio público”.

La mañana de la primera jornada de este 4º Encuentro ‘Nuevos desafíos en el televisión digital’ la ha cerrado Pere Vila poniendo sobre la mesa la experiencia de TVE con respecto a la alta definición. Vila ha remarcado que “una parte relevante, y cada vez mayor, de los contenidos que nos llegan son HD. Por otro lado, el equipamiento doméstico se comercializa ya mayoritariamente en HD, al igual que los equipos profesionales broadcast”. Sin embargo, ha reconocido limitaciones como la coyuntura económica, la inercia propia en los cambios de las infraestructuras de producción y la limitación de ancho de banda que supone la TDT.

Pere Vila ha concluido su intervención abordando las nuevas vías que se abren en un futuro a medio plazo como la fibra hasta el hogar, el HbbTv, la banda ancha y el simulsat.