laSexta estrena mañana, 8 de julio, a las 23:15 horas, un nuevo docu show. Las fiestas de mi pueblo acercará a los telespectadores a nuestra cultura a través de sus fiestas populares. El programa recorrerá la geografía española para mostrara las fiestas más singulares, las ferias más famosas o las verbenas más divertidas.

Los personajes más representativos del pueblo serán el hilo conductor de un programa que pretende retratar el día y la noche de las diferentes fiestas que España celebra durante todo el año

Se trata de un programa, producido por Mediapro, sin presentador que mostrará el desarrollo cronológico de las celebraciones e introducirá testimonios de las personas que viven las fiestas y que aportarán datos históricos y anécdotas.

Las fiestas de mi pueblo pretende mostrar, desde dentro, las fiestas con más arraigo popular. Cada edición retratará tres fiestas que serán elegidas por su contraste, su carácter y su zona geográfica.

El primer programa arrancará en Caravaca de la Cruz, Murcia, donde cada año se acercan más de 500.000 personas para disfrutar de una carrera ecuestre única en el mundo: Los Caballos del Vino. Las cámaras del programa se situarán en lugares estratégicos a lo largo de los 80 metros de la Cuesta del Castillo para captar como nunca esta espectacular carrera. Los caballos, sujetados por cuatro caballistas, alcanzan velocidades vertiginosas jaleados por el público que literalmente se les echa encima.

La segunda parada del programa es Andújar, en Jaén, donde tiene lugar la romería más antigua de España: La Romería al Santuario de la Virgen de la Cabeza que se encuentra en la cumbre más alta de Sierra Morena. 600.000 peregrinos acuden cada año a la procesión en la que unos entregados anderos sacan a La Morenita de la Basílica. Las cámaras de Las Fiestas de mi Pueblo captarán, desde las mismas andas, las emocionadas reacciones de público y anderos al paso de la Virgen.

Por último, el programa visita la localidad castellonense de Vila-real para vivir de cerca las fiestas de San Pascual Baylón. En esta ocasión, las cámaras acompañan a recortadores, organizadores y público para recoger los momentos más emocionantes y peligrosos del toro por la calle y el toro embolado. Además, se colocan en el interior de una tradicional mascletá capturando unas imágenes únicas y espectaculares de las explosiones.