Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, habla por primera vez de la polémica de Sara Carbonero en una entrevista que concede al diario ‘El País’.

“No mandamos a Sara Carbonero por el morbo” afirma Vasile. La periodista ya había realizado la misma labor en la Copa Confederaciones, antes de ser la novia del portero de la selección Iker Casillas. “Estaba superagobiada, lloraba, me mandaba mensajes. Podía haber tirado el micrófono y coger el primer avión de vuelta a España, pero no lo hizo”.

“Le dije que no hablara con nadie. Que si la invitaban a La noria, a Sálvame, a Ana Rosa, a Antena 3 o La Siete, no fuera. Le dije: ‘Tienes que decidir en qué categoría quieres estar. Si quieres ser periodista deportiva o si quiere pasar a la categoría de los famosos” afirma Vasile.

A lo largo de la entrevista también abundan las críticas al presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, por las declaraciones que hizo contra la cadena. “Ese señor [Urbaneja], al que no conozco, ha metido la pata y en lugar de sacarla rápidamente ha insistido”. “Ha inventado la discriminación sentimental, que es una categoría bastante grave”

Al margen de la polémica, el consejero delegado afirma que el Mundial ha sido una operación interesante para Telecinco: “Nos ha costado un dineral exagerado. Pero un acontecimiento de este tipo, o lo tienes tú o lo tiene otros, y hay que calcular entre el daño que te puede hacer tenerlo o el daño que te puede hacer no tenerlo. Era una apuesta con fundamento empresarial. No era un hecho de amor hacia el fútbol, España o La Roja”

Puedes leer toda la entrevista en el diario ‘El País’.