Mañana vuelve a la parrilla de Cuatro el programa “Malas Pulgas”, que presenta Borja Capponi y que, en los próximos meses, se emitirá los sábados a las 21.30 horas. En este nuevo horario, la cadena recupera los primeros casos en los que Borja Capponi enseña cómo puede educarse a los animales y diversas pautas para corregir sus comportamientos erróneos.

Esta semana, el episodio estará protagonizado por Frodo, Lucky y Luigi.

Cada vez que Frodo llega a consulta es un show. Los sharpeis son perros que por sus pliegues necesitan de muchas curas, pero Frodo se pone muy agresivo y hay que sujetarlo entre varias personas para poder tocarle. Tiene problemas de relación con otros perros y se muestra muy nervioso cuando se le intenta bañar.

En cuanto a Lucky, se bloquea con los suelos de la casa. Pasar por el quicio de la puerta es toda una aventura, lo hace marcha atrás. En realidad, prefiere quedarse tumbado en las alfombras y pisar el suelo lo menos posible.

Por su parte, las dueñas de Luigi consideran que las tiene totalmente dominadas, es el amo de la casa. Con nueve meses sufrió un cambio de carácter y comenzó a gruñir. No le gusta nada que lo manipulen y el baño se convierte en una odisea.

En este episodio, Borja tiene que ingeniárselas para ganarse la confianza de los tres perros y corregir aquellos comportamientos que están acabando con la paciencia de sus dueños.