El 11 de septiembre de 2001 el mundo, tal y como lo conocíamos, cambió para siempre. Las imágenes del brutal atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York y contra el Pentágono en Washington quedaron grabadas en nuestras retinas y Occidente comprendió que no sólo se habían trastocado los cimientos de una nación sino de todo lo que concebíamos como seguro.

El sábado 11 de septiembre, a las 18.10 y a las 22.30 horas, cuando se cumplen nueve años de los atentados, National Geographic Channel estrenará un programa especial que, bajo el título “Mi 11 de septiembre”, se acerca a muchas de las personas que estuvieron involucradas en los acontecimientos, tanto en Nueva York como en Washington, bien por estar dentro de alguno de los edificios afectados, bien por haber formado parte de los equipos de rescate y seguridad.

A través de sus testimonios, “Mi 11 de septiembre” establece la línea narrativa de todo lo ocurrido aquella fatídica mañana. La emoción, los sentimientos de gratitud y la sensación de haber tenido un antes y un después de ese día se repite en cada persona dejando claro que los recuerdos siguen muy vivos pese al tiempo transcurrido.

Se trata de dar voz a los personajes anónimos que sufrieron más que nadie los efectos de la tragedia. Entre ellos, la persona que dio la orden de paralizar el tráfico aéreo estadounidense, un hecho sin precedentes en la historia de EEUU; un policía que acudió sin pensarlo a la zona catastrófica del World Trade Center para salvar; o un sargento del Pentágono que tuvo que meterse entre las llamas del edificio varias veces para ayudar a sus compañeros. Todos dejan claro que el paso de los años no ha borrado unos hechos que todavía hoy siguen marcando sus vidas.

Además, “Mi 11 de septiembre” deja la puerta abierta a la esperanza a través de historias que hablan de la grandeza humana. El programa ha podido ser testigos de varios reencuentros de personas que ese día vivieron codo con codo esta experiencia y luego no se habían vuelto a encontrar. Es el caso del emotivo encuentro entre uno de los supervivientes del World Trade Center y el fotógrafo que capturó la foto previa a la caída de las torres o el profundo agradecimiento de una mujer que por fin conoce al sargento que la rescató de las llamas.

El 11 de septiembre de 2001 cambió la Historia y abrió una nueva era marcada por la amenaza terrorista internacional. Sin embargo, pese a la terrible tragedia, también sirvió para demostrar la solidaridad, la determinación y la generosidad de numerosos héroes anónimos que contribuyeron a paliar en lo posible la dimensión de la tragedia. Esta es su historia.