La Audiencia Provincial de Albacete ha condenado a tres años de prisión a A.C.G. por un delito continuado de estafa y otro de falsedad documental en documento mercantil al simular contratos de clientes a Digital+ y así vender fraudulentamente equipos de descodificación y antenas parabólicas con sus correspondientes comisiones comerciales. El falso distribuidor ha ingresado en el penal de “La Torrecita” (Albacete) para cumplir su condena.

El autor de estos delitos obtenía de dos distribuidores oficiales de Digital+ descodificadores, antenas parabólicas y formularios en blanco de contratos de suscripción de abonados y los devolvía cumplimentados y supuestamente firmados por los clientes con lo que aparentaba la existencia de un contrato. Así iba generando la confianza de los distribuidores oficiales para que le fueran entregando más equipos y además seguir cobrando las correspondientes comisiones comerciales.

En realidad, A.C.G ni instalaba los equipos ni los clientes rellenaban los datos del contrato ya que el falso distribuidor los simulaba en su totalidad. En unas ocasiones rellenando y firmando él mismo los contratos con nombres y datos ficticios, y en otras utilizando datos de personas que conocía por parentesco, vecindad o relación laboral, mezclando datos de unos con otros. Ninguna de estas personas conocía que su nombre estaba siendo utilizado de forma fraudulenta.

La estafa fue descubierta al devolverse todas las facturas de los clientes ficticios que A.C.G fue suscribiendo fraudulentamente.

A.C.G. llegó a cumplimentar 44 contratos falsos, defraudando a Digital+ un total de 22.499 euros, cantidad que ha sido abonada íntegramente a la plataforma de televisión de pago por las dos empresas distribuidoras que han sido condenadas como responsables civiles subsidiarias de la mencionada estafa.