Nova estrena el próximo 26 de septiembre, en prime time, el concurso-reality MI CASA ES LA MEJOR, una adaptación española del formato ‘May the best house win’, creado por Shiver ITV Studios.

En cada programa, producido por Shiver ITV Studios, cuatro personas muestran orgullosas su casa, para competir por un premio de 1.000 euros en metálico y llevarse el título de “La mejor casa” de una determinada zona geográfica. Cada uno de ellos votará entre 1 y 10 puntos, atendiendo al estilo y comodidad de las casas, pero también a la hospitalidad de cada anfitrión competidor.

De casa en casa

Del norte al sur de España, el programa mostrará diferentes casas en Barcelona, Valencia, Ciudad Real, Granada, Málaga, Cádiz, Huelva, Segovia, Toledo, Pontevedra, Cantabria o Madrid. Además, cada día, MI CASA ES LA MEJOR abrirá las puertas de cuatro viviendas para conocer no sólo la casa, sino también a los dueños. Desde diseñadores de interiores, arquitectos o fotógrafos, hasta un forofo del Real Madrid con su casa llena de banderines, promociones del Marca y reproducciones de trofeos, o un taxidermista con varias cabezas de ciervo presidiendo el salón. Algunos de ellos son amantes del coleccionismo o han dedicado su casa a ídolos como Elvis Preysler.

En definitiva, casas que reflejan, sin duda, los gustos y manías de sus dueños: la limpieza, el orden, muchos libros o ninguno, fotos de ídolos o familiares, etc. Los estilos varían desde lo ecléctico y la mezcla de diversos ambientes, a lo deliberadamente asiático, africano o regional.

El ágape que cada anfitrión debe ofrecer a sus competidores variará desde esmeradas recetas de repostería a platos caseros, pasando por comida pre-cocinada comprada en la tienda “de la esquina”.

Un espacio de entretenimiento donde el espectador compartirá el buen o el mal gusto, la sorpresa o la envidia con los propietarios y, a la vez, se divertirá conociendo cómo es la diversidad de casas y personajes que habitan en las diferentes localidades de nuestro país.

La estructura del programa

‘Mi casa es la mejor’ presentará cada día a cuatro dueños o inquilinos de diferentes casas en una parte específica de España. Los participantes se irán turnando para que, cada día, uno invite a los otros concursantes a una sesión de puertas abiertas en su hogar.

En el programa, se animará a los concursantes a que hagan comentarios sobre la casa y den su opinión durante la visita. Al final de la misma, cada uno dará, en privado, una valoración final y otorgará una puntuación del 1 al 10 a la casa visitada, puntuación que escribirá en una tarjeta, junto con un comentario; luego colocará la tarjeta en un sobre.

Los criterios de puntuación han sido diseñados para que cualquier casa pueda concursar, sin importar su valor económico o su tamaño. Los criterios que se siguen a la hora de puntuar del 1 al 10 son:

Estilo – gusto, decoración y diseño

Comodidad – cómo de hogareña es la casa

Hospitalidad – cuánto se disfrutó en la visita

Después de la primera visita y antes de la siguiente, los concursantes intentarán adivinar la clase de casa que creen que tendrá el próximo concursante y valorarán cómo avanza el concurso. Cuando el concursante haga de anfitrión, podrá estar apoyado por su pareja, pero al juzgar las casas de los demás, deben hacerlo solos.

Una vez que todos los concursantes hayan visto todas las casas, esperarán a que lleguen los cuatro sobres. Estos contienen los comentarios y la puntuación sobre sus casas. El cuarto sobre contiene la puntuación final de todas las casas, y el concursante afortunado que reciba más puntos, será el ganador del premio: un cheque por importe de 1.000€.

La visita consistirá en:

Presentación con un discurso de bienvenida sobre sus casas en la que señalarán los aspectos más importantes y hablarán brevemente sobres la historia de sus casas y el origen de su relación con ellas.

Tour corto por la casa, en el que enseñan un par de habitaciones a los invitados.

Recorrido libre de los invitados por la casa.

Fin de la visita con algún acto hospitalario, que puede estar relacionado con las propias casas. Esto también les dará a los invitados la oportunidad de hacer preguntas y hablar sobre la casa.