“Todas las mujeres” es la primera serie de televisión que produce el canal TNT. Consta de seis capítulos de media hora de duración cada uno. Según su director, Mariano Barroso, se trata de una serie destinada a un público muy concreto: “Aquel que elige un tipo de ficción de calidad y que no encuentra en otros canales”.

El personaje central de la serie es Nacho, al que da vida Eduard Fernández. Un hombre que, capítulo a capítulo, compartirá el protagonismo con seis mujeres distintas que, de una u otra manera, han marcado su vida.

Según Mariano Barroso, se trata de construir una realidad desde seis puntos de vista distintos. “Cada una de las mujeres va a interactuar con el personaje de Nacho, de manera que el resultado es una especie de verdad múltiple: la de su mujer, la de una de sus amantes, la de su madre…”

“Como si se tratara de un conejillo de indias” -añade Mariano Barroso- “introducimos al personaje de Eduard Fernández en una casa y vamos a ir metiendo en ella otros conejillos para ver cómo se mueve con ellos”.

“Cada mujer abrirá en cada capítulo una especie de cajón y mostrará una parte de la personalidad de mi personaje”, explica por su parte Eduard Fernández, el protagonista de la serie. “Es, en definitiva, un mosaico de las relaciones que tiene Nacho con distintas mujeres, pero a la vez es también un mosaico personal de las diversas partes que lo componen”.

“Yo creo que la mejor ficción se está haciendo ahora mismo en televisión”, explica Mariano Barroso. “Y nosotros, en esta serie, hemos querido ser muy rigurosos con el guión y con la interpretación, donde sigue estando la esencia del cine. De hecho la hemos rodado como si fuera una película, aunque luego la hayamos troceado en seis partes”.

Pero Mariano Barroso reconoce también que “Todas las mujeres” tiene un indudable tono teatral. “Escribiendo los capítulos pensaba en el último teatro norteamericano. Para mí siempre han sido una referencia autores como David Mamet o Sam Shepard. Sobre todo pienso en aquellas obras que tienen muy pocos personajes que están encerrados en unas situaciones de las que no tienen escape”, dice el director.

“Todas las mujeres” supone además el reencuentro profesional de Eduard Fernández con Mariano Barroso. Con anterioridad el actor había trabajado a las órdenes del director en dos largometrajes: “Los Lobos de Washington” y “Hormigas en la boca”. “La gran ventaja de tener a Eduard es que cuando estás escribiendo los guiones le oyes decir los diálogos y te lo imaginas”, dice Barroso.

Para Eduard Fernández, su trabajo en “Todas las mujeres” significa su regreso a la televisión, un medio que abandonó hace más de diez años, cuando despegó su carrera cinematográfica. “Hice televisión hace muchos años en Cataluña. Después me han llegado algunas propuestas pero, en general, no me han interesado”, explica el actor. “Pero este me parecía un proyecto adecuado. Lo importante no es el formato. Lo importante es lo que cuentas y cómo lo cuentas. Trabajar en “Todas las mujeres” ha sido como volver a la raíz de mi trabajo: disfrutar, reír y volver a sentir por qué te dedicas a este oficio”.

Sinopsis

Nacho (Eduard Fernández) regresa a su casa de madrugada. Es un veterinario que ha estado todo el día trabajando en la finca de su suegro inseminando vacas. Al llegar, su esposa (Lucía Quintana) le propone hacer un viaje de fin de semana a Marbella, un último intento para salvar un matrimonio que va a la deriva. Pero Nacho parece que tiene otras preocupaciones en la cabeza. A la mañana siguiente una llamada de teléfono le anuncia que cinco novillos han desaparecido de la hacienda. Todo indica que alguien los ha robado.

A partir de ese momento y, gracias a las seis mujeres que han sido importantes en su vida, el espectador conocerá, episodio a episodio, no solo el desarrollo de los acontecimientos, también descubrirá la compleja personalidad de Nacho.

TNT presenta “Todas las mujeres”, la primera serie de televisión producida en España por un canal de pago. Una idea original dirigida por Mariano Barroso y protagonizada por Eduard Fernández.