El afamado escritor Richard Castle regresa a las noches de los jueves de Cuatro no como colaborador del Departamento de Homicidios de Nueva York, sino como principal sospechoso de un brutal crimen. La tercera temporada de una de las serie revelación de la ABC regresa a nuestras pantallas tan solo unas semanas después de su estreno en Estados Unidos y en el momento más tenso de la relación entre Castle y la agente Kate Beckett. Después de todo un verano si tener noticias del escritor, al que vimos por última vez junto a su ex mujer, la colaboración de éste con el Departamento de Homicidios pende de un hilo. Sin embargo, el destino volverá a reunir al autor y a sus antiguos compañeros cuando éstos lo encuentren en la escena de un crimen y empuñando un arma. Así es el regreso de Castle, más espectacular, impactante y rompedora que nunca.

Nathan Fillion (Mujeres desesperadas) y Stana Katia (Cinco hermanos) se mantienen al frente del reparto de Castle compuesto por Martha Rodgers, la inolvidable Maggie Gioberti de Falcon Crest, que da vida a la madre del escritor, y Molly C. Quee como Alexis, hija de Castle. En el Departamento de Homicidios de Nueva York, Seamos Denver (Hospital General) y Jon Huervas (Generation Kill) son los detectives que ayudarán a Becket, mientras que Tamala Jones (Me llamo Earl) es la forense Parish y Ruben Santiago-Hudson (Ley y Orden), el jefe del departamento.

Castle sigue demostrando, en sus emisiones en la ABC, la fuerza que la convirtió la serie estrella de la cadena. Un éxito tras el que se esconden Rob Bowman, Andrew W Marlowe y Barry Schindel, productores de reconocidos trabajos como Expediente X, El equipo A, Numb3rs o Ley y Orden.

El estreno de la 3ª temporada alcanzó 11,17 millones de espectadores, superando tanto el estreno (en un 20% de la audiencia) como el final de la 2ª temporada (10,09 millones). Esta cifra, que se sitúa por encima de la media de la temporada pasada (10,64 millones de seguidores), marcó además el mejor dato de la serie desde el pasado mes abril cuando Castle reunía a más de 13 millones en total espectadores y era el episodio más visto de la serie hasta el momento. Respecto al segundo episodio, emitido en EE.UU el pasado 27 de septiembre, superó el dato del estreno de temporada reuniendo a 12,36 millones de espectadores.

Una aventura mortal (3ª temporada)

Ha pasado el verano, y Beckett no sabe nada de Castle desde hace meses. La última vez que se vieron, Rick se marchó a los Hamptons con su ex mujer, dispuesto a terminar su segunda novela protagonizada por el alter ego de Beckett, Nikki Heat. Ahora, la primera noticia del escritor que tendrán la detective y sus compañeros será el anuncio en las librerías de la ciudad del lanzamiento de su nueva novela. Ni Beckett, ni Esposito ni Ryan saben si este estreno significa el fin de la colaboración de Castle con la policía.

Poco después, durante la investigación del terrible asesinato de una joven, la única pista que descubren Beckett y su equipo en la escena del crimen les llevará a una dirección desconocida. En este apartamento descubrirán a una nueva víctima y, sorprendentemente, a Castle empuñando una pistola. A pesar de que el escritor defiende su inocencia, Beckett, Esposito y Ryan se verán obligados a detener a Castle como principal sospechoso del crimen.