El próximo lunes, 11 de octubre, vuelve El Club del Chiste al prime time diario (de lunes a jueves) de Antena 3. El show de humor producido por Globomedia recupera su formato inicial: 25 minutos de humor ágil y variado durante los que se integran y combinan las actuaciones en vivo de los reparto habitual y sus invitados con pequeñas píldoras de ficción.

Un formato original y fresco que ya demostró su buena acogida entre el público en el estreno de su anterior edición diaria, el pasado mes de febrero. En esta nueva etapa, El Club del Chiste conservará aquellas secciones más populares entre sus seguidores.

Es el caso de El Chiste VIP, espacio en el que algunos de los rostros más populares de la televisión cuentan un chiste, o la “Escuela de Chistes”, donde los niños se convierten en los protagonistas, mostrando sus dotes cómicas y la espontaneidad que caracteriza a los más pequeños de la casa. Además, el programa irá incorporando nuevas secciones durante las próximas semanas.

De la misma manera, El Club seguirá ampliando su lista de socios. Contará con un amplio repertorio de famosos valientes y gamberros que aceptarán cada semana el embite de subirse al escenario para intentar hacer reír al público.

Angel Llácer, Gorka Otxoa, Pepa Rus, Pepa Aniorte y Carmen Ruiz serán los invitados de las próximas semanas. Este lunes arranca con la participación de David Fernández, el popular “Chikilicuatre”. Una experiencia que en la anterior etapa han probado actores como Paco León, Amaia Salamanca, Marta Torné y Neus Sanz, cómicos como Eva Hache o Joaquín Reyes, presentadores como Jaime Cantizano y Josep Lobató e incluso músicos como Chenoa, Pignoise o David Bustamante.

Por supuesto, “El Club del Chiste” seguirá contando con su inigualable y dispar equipo de actores fijos, comandados por Anabel Alonso. Una variada tropa compuesta por Leo Harlem, Martina Klein, David Amor, Diego Arjona y Meritxell Huertas, que persigue un único objetivo: conseguir el mayor número de risas por minuto.

Martina y David tendrán una “recaída amorosa”

Todos ellos combinarán su doble faceta cómica: en el escenario y en el backstage, una parte del programa que se ha convertido ya en un componente esencial y una de sus características principales. Se trata de pequeñas píldoras de ficción en tono de comedia que incorporan importantes novedades. Una boda, una adopción y una ruptura serán los ejes de la ficción en esta nueva etapa.

Martina y David romperán su relación y no les resultará fácil coincidir todos los días en el trabajo. Una convivencia que provocará alguna que otra “recaída amorosa” La presencia de Toni Acosta en el plató complicará aún más la situación. Mientras tanto, Mertixell recibirá la visita de su hermana gemela, con la que se lleva bastante mal y que intentará hacerse pasar por ella.

Tampoco la vida de Anabel va viento en popa. La presentadora pide a Leo que se haga pasar por su marido ante la llegada imprevista de un ex, al que todo parece haberle salido bien en la vida y que no para de restregárselo a Anabel. Sin embargo, no todo son malas noticias: por fin le concederán la adopción que solicitó. Será madre de un niño negro de tres años llamado Moko.

Entre tantos líos amorosos, el único que decidirá pasar por la vicaría es Diego. Eso sí, no será por amor. Diego se casará con Usnavy, una amiga cubana de su hermana que necesita los papeles. En el último momento, durará y será Meritxell la que se ofrezca a casarse con Usnavy.

“I wanna rock”, sintonía del programa

“I wanna rock”, de Juan Pablo Di Pace, será la música del Club. La sintonía que el reparto bailará cada noche al saltar al escenario y que tratará de emular el éxito conseguido en la anterior etapa por Rober Ramírez y su “Sick of love”.