Vuelven a Cuatro las peleas, los gritos, los llantos y las carreras por los pasillos. De la mano de Rocío Ramos-Paúl, la cadena estrena el próximo viernes 29 de octubre la sexta temporada de Supernanny, uno de sus coach más aclamados de la cadena y todo un referente en este género televisivo.

Una de las principales novedades de esta temporada está directamente relacionada con las dificultades de las familias para compaginar sus trabajos con la educación y cuidado de sus hijos. Supernanny se enfrenta a casos tan distintos como el de una pareja en la que ambos tienen cargos de responsabilidad en sus empresas, lo que les impide sacar tiempo suficiente para la educación de sus hijos; un padre volcado por completo en la atención de su hijo por los turnos laborables de su madre; o incluso el de una abuela que, debido a los horarios de los padres, tiene que ayudar a educar a su nieto. Y es que estamos en un momento en el que la corresponsabilidad de la educación de los niños es una realidad.

Supernanny ha querido también incidir sobre las repercusiones que tiene la educación de los hijos sobre las relaciones de pareja. Y es que los desacuerdos, la diferencia de criterios y el exceso o falta de autoridad de los padres son algunas de las causas que alteran el ambiente familiar y provocan serios distanciamientos. Por eso, Rocío Ramos-Paúl subrayará a lo largo de esta nueva temporada la necesidad de una coordinación de criterios a la hora de educar a los hijos.

Por otro lado, el programa tratará con niños de edades más avanzadas que anteriores ediciones (9-11). De este modo, Supernanny se encontrará con niños que manejan mejor el lenguaje y que tienen hábitos instaurados desde hace más tiempo y que requieren un trabajo diferente por parte de Rocío.

Otros de los casos que se abordarán en las nuevas entregas de Supernanny son el trato discriminatorio entre hermanos; niños muy exigentes; niños pequeños que imitan a sus hermanos mayores con problemas de alimentación; o parejas muy jóvenes sin experiencia con los niños , además de temas más comunes como la desobediencia, los horarios o el sueño.

Aunque cada familia ha supuesto un desafío para Supernanny, en todos los casos los padres han recuperado la tranquilidad y la confianza en sí mismos. Además, gracias a técnicas sencillas e imaginativas, Rocío ha conseguido sentar las bases para que impere el respeto en el camino a seguir con los hijos. Y es que, avalada por una amplia trayectoria con niños y adolescentes, Ramos-Paúl utiliza una serie de métodos que, además de ser fáciles de aplicar, se han demostrado eficaces incluso con los niños más traviesos y rebeldes.