Mañana, a las 22:30 horas, laSexta estrena la 3ª temporada de El mentalista más famoso de la televisión. El drama, que es el 3º más visto en EEUU con más de 16,5 millones de espectadores en su reciente estreno, está protagonizado por Simon Baker, nominado a un Globo de Oro en la presente edición de los premios por su trabajo en la serie. Bruno Heller es el responsable de esta producción que cuenta el trabajo de Patrick Jane, un hombre que pone su particular talento como mentalista al servicio de la Policía.

Esta nueva temporada, Patrick Jane abrirá su corazón y confesará sentirse culpable por la muerte de su esposa y su hija. Un encuentro inesperado con un familiar le hará enfrentarse a sus sentimientos y reconocer la etapa tan dura que atraviesa. Mientras, su amiga Kristina (Leslie Hope) continúa secuestrada por John “El Rojo”, quien no parece dispuesto a dar muchas pistas sobre su paradero.

El mentalista, que en laSexta ha alcanzado un 11,9% de share y 2.388.00 espectadores, cuenta la vida de un hombre convertido en un exitoso médium televisivo que, debido a la terrible pérdida de su esposa y su hija a manos de un criminal, decide poner su talento al servicio del Departamento de Investigación de Crímenes de California y trabajar como consultor.

Él no ve, observa. No oye, escucha. No toca, percibe. No falla. Jane es capaz de percibir aquellos detalles a su alrededor que otras personas ignoran. Posee las habilidades de observar y deducir y siempre consigue sus objetivos de la manera más persuasiva. Sus métodos no siempre se ajustan a la legalidad, pero sus superiores son conscientes de que sin su ayuda no conseguirían cerrar tantos casos y le conceden cierta permisividad, ya que sus métodos suelen conducirle hasta la verdad.

Patrick trabaja para el equipo de Teresa Lisbon (Robin Tunney), una experimentada detective que lidera las investigaciones de homicidios en el Departamento de Investigación de Crímenes de California pero no comparte con el asesor su manera de proceder con los sospechosos. A pesar de ello, siente una gran simpatía por él y le ofrece su ayuda en los momentos más difíciles.

Lisbon completa su equipo con los agentes Grace Van Pelt (Amanda Righetti), Wayne Rigsby (Owain Yeoman) y Kendall Cho (Tim Kang). Eficaces y experimentados, siempre están dispuestos a acatar las órdenes de su jefa, aunque también disfrutan cubriendo a Patrick cuando tiene en mente algún plan y quiere llevarlo a la práctica.

En los primeros capítulos

Cielo rojo al anochecer

Después del secuestro de Kristina, Patrick pretende tomarse un tiempo antes de volver al trabajo. Por el contrario, el nuevo jefe tiene mucho interés en que trabaje en el último caso que les ocupa. Se trata del asesinato en plena calle de Dublin, un abogado de prestigio. Lisbon tendrá que utilizar métodos poco éticos para traer de vuelta a su mejor asesor.

Cackle-Bladder Blood

Patrick es sorprendido por una llamada de Danny, el hermano de su esposa. Su cuñado se ha visto envuelto en un asesinato y le pide ayuda para escapar de la Policía. La víctima es Lester Wale, un hombre de negocios que había sido objeto de una estafa. Jane, afectado por el regreso de Danny, retomará sus antiguas amistades feriantes para recabar información sobre el crimen. Este acercamiento le hará recordar lo que ocurrió con su esposa y su hija y le empujará a abrir su corazón y confesar que se siente culpable por su muerte.