La participación de los habitantes de Esperanza Sur en un concurso de belenes vivientes y el “cameo” del presentador vasco Ramón García constituyen los principales ingredientes del nuevo capítulo navideño de “Aída” que Telecinco emitirá el próximo domingo 26 de diciembre, a partir de las 22:00 horas.

La gula de Eugenia amenaza la cena de Nochebuena

La emoción de Soraya ante la próxima celebración de la cena de Nochebuena contrasta con la apatía de Chema, Fidel y Paz, que se sumarán a la tradicional velada navideña en el hogar de los García. Movida por su colosal apetito, Eugenia se come el cochinillo comprado por su nieta, situación que amenaza la celebración familiar. Mientras trata de enmendar su error, la matriarca del clan García sugiere que participen en un concurso de belenes vivientes y así optar al premio del certamen: una opípara cena navideña.

Tras escuchar la propuesta de Eugenia, Fidel decide presentarse voluntario para dirigir la actuación, pese a que las celebraciones navideñas no son del agrado de su padre. Por otra parte, Luisma y Barajas se inscriben en el concurso por su cuenta.

El espirítu de la Navidad intenta ablandar el duro corazón de Mauricio

Ramón García, en el papel del espíritu de las Navidades presentes, pasadas y futuras, recala en Esperanza Sur con un doble fin: mostrar a Mauricio Colmenero el verdadero sentido de estas fiestas y convencerle para que permita a Machupichu pasar la Nochebuena junto a su familia.

Ante la negativa del empresario hostelero de conceder varios días libres al camarero latinoamericano, Soraya intenta hacerle entrar en razón sin éxito. Poco después, Mauricio recibe la visita de un enigmático personaje envuelto en una capa. En un primer momento, el dueño del Reynols cree que el inesperado visitante es un “graciosillo” que quiere tomarle el pelo hasta que el espíritu navideño le guía en un viaje mágico que le mostrará su pasado, presente y futuro.