laSexta estrenará en primicia en España este viernes, a las 21:30 horas, la 8ª temporada de Navy: investigación criminal, un estreno que fue seguido por 19 millones de espectadores en EEUU el pasado septiembre. La serie, una producción de Donald P. Bellisario (Jag: alerta roja, A través del tiempo o Magnum) protagonizada por Mark Harmon (Chicago Hope), aborda el trabajo de un equipo de agentes de la Marina que luchan contra el crimen.

En el primer episodio de esta nueva temporada, titulado Spider and the Fly, el agente Gibbs (Mark Harmon), líder del equipo, tendrá que proteger a todo su entorno familiar y laboral de las amenazas de Paloma Reynosa (Jacqueline Obradors), la jefa de un peligroso cártel mexicano. La criminal, que no tiembla al cumplir sus advertencias, viajará hasta el pueblo de Jackson (Ralph Waite), el padre de Jethro, con la intención de ejecutarle. Reynosa busca vengar el asesinato de su padre, perpetrado por el agente especial del NCIS años atrás.

Leon Vance (Rocky Carroll), el director de la agencia, colaborará con Jethro en esta complicada misión, en la que están en juego muchas vidas. El asunto puede traspasar los límites de su competencia y convertirse en un problema diplomático, razón por la que Vance pretende actuar con cautela. Gibbs contará con el apoyo de todo su equipo y la colaboración de su padre y su incondicional amigo Mike Franks (Muse Watson) para dar caza a Reynosa antes de que ella acabe con él.

Navy: investigación criminal, una de las series más vistas en EEUU cada semana, tiene al frente del equipo al agente especial Jethro Gibbs, cuya labor será investigar cualquier crimen que tenga alguna conexión con las dependencias del Cuerpo Naval, sin distinciones de rango o posición. Para él trabajan el agente especial Anthony DiNozzo (Michael Weatherly), la especialista forense Abby Sciuto (Pauley Perrette), el agente especial Timothy McGee (Sean Murray) y la ex agente de la Mossad, Ziva David (Cote de Pablo). Gibbs necesita la supervisión del director Leon Vance, aunque la relación entre ellos no termina de ser completamente sincera.

El plan estratégico del NCIS tiene como prioridades la prevención de atentados terroristas y actos hostiles contra las fuerzas e instalaciones navales, la protección de los sistemas e informaciones y la reducción de crímenes en el ámbito de la Marina.