Pol Morales

Semifinal de vértigo la que se vivió en el programa culinario de La 1. Cuatro aspirantes se disputaban las tres últimas plazas del concurso en tres pruebas decisivas. Una presión que terminó afectando a dos de los favoritos en la competición (Eva y José David) y favoreciendo a Fabián y Juan Manuel, que se situaba el primero en la línea de salida hacia una meta que se prevé apoteósica.

La cordobesa sufrió un fuerte varapalo en su carrera ascendente dentro del programa. Salieron a la luz su falta de limpieza (Jordi Cruz incluso la calificó de “cochinita”) y de organización, cuyo ejemplo más claro fue esa confusión entre el azúcar y la sal en la tarta tatin (¿Llegó Cristina Hoyos a percatarse del despiste?). Por el contrario, uno de los concursantes menos consolidados, el joven Fabián, vivió su mejor etapa en ‘Masterchef’ tras proclamarse de forma inesperada como uno de los finalistas del concurso.

Aunque, sin duda, el que se llevó la peor parte fue José David, que no sólo tuvo que colgar el delantal a las puertas de la gran final sino que además lo hizo con las duras reprimendas del jurado, que lo expulsó destacando su falta de humildad. El caso es que su afán por la experimentación no terminó de materializarse con un plato para el recuerdo. Cortadas las alas del valenciano como aspirante, ahora sólo queda saber quién se proclamará a los pies de Ferran Adrià como el primer Masterchef español. Se admiten apuestas.

[poll id="121"]

Fabián, el repostero

fabian masterchefExpulsada Maribel, es quizá el concursante que más simpatías despierta entre la audiencia, sobre todo por su juventud (con sólo 18 años es el benjamín del grupo) y sus nervios, los mismos que le han impedido brillar en el programa. Y es que aunque el mallorquín conquistó al jurado en los castings con su hilo de caramelo, sus manitas en la repostería se convirtieron enseguida en manazas con el resto de platos de un menú. Se ha bloqueado en numerosas ocasiones ante una pieza de pescado o a la hora de deshuesar un pollo. Su control de los tiempos, constantemente pendiente del reloj, le han jugado más de una mala pasada. Incluso, con una prueba de semifinal que claramente le beneficiaba, perdió la oportunidad de lucirse con su manzana de caramelo. El curso en “la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu” le vendrá de maravilla. Los 100.000 euros y el libro de recetas del vencedor simplemente le vendrán grandes.

 

Juan Manuel y su bondad

juan manuel masterchefEs el favorito de buena parte de la audiencia. Incluso muchos de los famosos que han ido desfilando por el programa se han posicionado a su favor, rendidos ante su historia personal (las lágrimas por la muerte de su padre todavía están consideradas como uno de sus mejores momentos en la web del concurso) y su compañerismo y honradez (todavía recordamos su heroica hazaña ayudando a Clara a desollar un pez). Pero esas virtudes quedan como mínimo en entredicho con la frase “Yo no soy como José David. Él va a muerte a ganar”, en la que se condensan dos actitudes no tan bonachonas, el autobombo y la crítica al prójimo. En todo caso, Juan Manuel ha demostrado que su paso por ‘Masterchef’ le ha servido para ofrecer una cocina menos rupestre y mucho más sofisticada, con presentaciones que ya superan el visto bueno de Samantha. Veremos si la evolución es suficiente como para que los jueces le proclamen ganador frente a su ojito derecho.

 

Eva, ¿la favorita?

eva masterchefSus platos son los que más han cautivado al jurado, que ha visto en ella a una joven con una gran capacidad de improvisación y de soltura en la cocina. Aunque en la semifinal vivió su mayor resbalón en el programa, que incluso homenajeó a la pesadilla de Chicote con esos primeros planos del pincel en el suelo, lo cierto es que su progresión es intachable. Desorientada en la mayoría de pruebas, ha sabido resolver los diferentes retos con valentía y decisión, que son quizá las dos virtudes que más valoran los miembros del jurado. Los nervios de las últimas entregas han dejado entrever a una Eva menos chisposa y solidaria (sus esfuerzos de la semana pasada por demostrar que el pescado del cebiche lo había recolectado ella no dicen mucho a su favor) pero está claro que, entre fogones, es la más arriesgada y resolutiva. Quizá no sea la más indicada para dirigir la cocina de un gran restaurante, pero con la presión de las pruebas ha demostrado ser la más eficaz de los aspirantes. Su evolución en el concurso la avala como la más firme aspirante a Masterchef.