Este jueves, la noche de La 1 viaja al siglo XVI con “Los Tudor”. Una serie protagonizada por el actor Jonathan Rhys Meyers, que repasa la vida y los sucesos trascendentes del reinado de Enrique VIII y su corte en Inglaterra. Esta serie muestra una nueva visión de la dinastía Tudor: a un joven y orgulloso rey, todavía casado con Catalina de Aragón que quiere ver nacer a un heredero masculino; un hombre poderoso, pasional, sediento de reconocimiento y con varias aventuras amorosas entre las que se encuentra Ana Bolena. Como resultado, diez capítulos llenos de pasión e intrigas en este nuevo espacio de TVE. Cada jueves, dos entregas, desde las 22.15 horas. También en TVE-HD en aquellas zonas donde esté disponible.

La dinastía Tudor gobernó Inglaterra durante más de 100 años. Y Enrique VIII, que durante casi 4 décadas fue el omnipotente monarca del país, fue capaz de romper todas las reglas establecidas. Fue un icono de excesos y sus relaciones amorosas cambiaron su vida y la de su país. Todo un símbolo que en la nueva serie de TVE podrán descubrir los espectadores.

Esta trama, ambientada en el siglo XVI, repasa la vida de este ambicioso monarca que con sólo 18 años contrajo matrimonio con la viuda de su hermano; después hizo lo imposible por divorciarse de ella y casarse con otra mujer, Ana Bolena, que después fue ejecutada.

“Los Tudor” es un gran drama histórico, rodado en Irlanda, y que ha creado Michael Hirst. Él es un escritor muy familiarizado con este género y con la dinastía inglesa; por eso, aquí presenta una imagen diferente, alejada del costumbrismo habitual: el periodo más turbulento del reinado desde un punto de vista nuevo.

El protagonista de la nueva serie de TVE es el conocido actor Jonathan Rhys-Meyers, (que encarnó el papel principal en el film de Woody Allen “Match Point”). Natalie Dormer, Sam Neill y Steven Waddington completan el elenco de actores protagonistas de este espacio, bajo la dirección de Charles McDougall y Steve Shill.

Comienza la historia

Cuando el rey de Inglaterra, Enrique VIII, se prepara para una guerra, el cardenal Thomas Wolsey propone un tratado de paz que asegure su lugar en la historia. Pero, mientras, se empezará a gestar una rebelión dentro de la corte, y los asuntos demésticos también se verán amenazados por un embarazo inesperado. Aquí comienza una historia de traición e intrigas y donde la pasión también es uno de los ingredientes principales.

Cada jueves, doble capítulo

En el primer capítulo, Elizabeth Blount, la amante del rey, descubre que está embarazada. Mientras el cardenal Wosley se hace cargo del asunto, en la corte comienzan a aparecer otros problemas inesperados: el Duque de Buckingham asegura que él es el legítimo heredero al trono y planeará un complot para hacerse con él.

Por su parte, Enrique teme que la reina Calatina esté maldita tras reiterados intentos fallidos para tener un hijo; y el cardenal Wosley intentará que se firme un Tratado de Paz Universal y asegurar que él será el próximo Papa. Aunque Catalina desaprueba que su hija sea la futura esposa del hijo del rey de Francia, Enrique se niega a hacer nada que pueda desviar su viaje a Francia para firmar el tratado.

Además, cada jueves La 1 ofrecerá una segunda entrega. En la de esta semana, Enrique se entera de que el rey de España, Carlos V, ha sido elegido emperador del Sacro Imperio. Entonces, instruye a Wolsey para empezar a planear una alianza que excluye a Francia, inconsciente de que esto puede poner en peligro el plan del cardenal de ser elegido Papa.

Por otro lado, Sir Thomas Bolena advierte a Wolsey del complot de asesinato urdido por Buckingham. Enrique se entera de la trama y manda ejecutarlo por traición. Bolena busca congraciarse con el rey, enviando a su hija menor, Ana, para reemplazar a su hermana como amante de Enrique, mientras Lady Blount finalmente da a luz al hijo varón que siempre ha querido.