Hablar y expresarse correctamente en una reunión social; llevar la vestimenta adecuada en cada ocasión; mostrar unas formas impecables durante una cena de gala o mantener la compostura en una situación comprometida. Éstas serán algunas de las situaciones en las que tendrán que aprender a desenvolverse los participantes de “Las joyas de la corona”, el nuevo reality que Telecinco estrenará el jueves 29 de julio a las 22:00 horas.

Producido por Telecinco en colaboración con Zeppelin TV, “Las joyas de la corona” contará con Carmen Lomana como directora de la escuela en la que doce chicos y chicas trabajarán con cuatro profesores para someterse a un completo proceso de aprendizaje para comportarse en sociedad. Jordi González será el encargado de presentar las galas semanales del programa, en las que los espectadores podrán ver la evolución de los participantes y en las que se decidirá quién debe o no seguir en el concurso.

Villanueva, director general de Contenidos de Telecinco ha explicado: “El verano es un tiempo de experimentos en televisión, un buen momento para probar diversas cosas. Ha sido en verano cuando hemos descubierto muchos programas que después han tenido una andadura regular en la cadena y esperamos que también sea así con ‘Las joyas de la corona”.

Jaime Guerra, productor ejecutivo del programa, ha señalado que “Con ‘Las joyas de la corona’ vamos a intentar pasarlo bien y que se convierta en el programa del verano. Los alumnos vivirán y recibirán sus clases en una gran casa de más de 2.000 metros cuadrados con un jardín espectacular, dormitorios, salas de estilismo y hasta una discoteca. También saldrán con Carmen Lomana a grandes eventos por toda España -en Marbella, en Ibiza, etc- y allí tendrán que demostrar si han asumido lo aprendido en la escuela”.

Carmen Lomana: “va a ser una experiencia única”

Carmen Lomana se ha referido a su labor como directora de la escuela de “Las joyas de la corona”: “Para mí va a ser un reto muy importante y muy ilusionante. Los concursantes que he podido conocer hasta ahora me han parecido encantadores pese a sus limitaciones, me han producido mucha ternura y cariño. Trabajar con ellos va a ser una experiencia única, estoy deseando verles la cara cuando entren por primera vez a esta gran casa. Mi objetivo va a ser enseñarles cosas que les sirvan para el resto de su vida, sin cambiar lo que son. Cuando acabe el programa, tengan la vida que tengan, lo que aprendan aquí siempre les va a quedar y les va a ser muy útil en gran cantidad de ocasiones”.

El equipo de profesores

  • Nacho Montes, periodista especializado en Sociedad: “Mi función no será meramente la de estilista. Pretendo ir más allá para que los alumnos aprendan de imagen en general, educándoles en cómo deben presentarse y qué imagen quieren transmitir. Quiero sacar de ellos lo mejor de sí mismos para que aprendan a elegir, sin cambiar su manera de ser o lo que son”.
  • Mariasela Álvarez, Miss Mundo 1982, presentadora y productora de televisión: “Vamos a ir más allá de lo que es el estilismo, la estética o las buenas maneras para entrar en el mundo de la cultura. Queremos sembrar las semillas necesarias para que los concursantes adquieran la curiosidad necesaria que después permite adquirir conocimientos y mejorar. Pero ellos no son los únicos que aprenderán: con este programa también vamos a aprender los profesores y, por supuesto, los espectadores”.
  • Liberto López de la Franca, experto en Oratoria y Protocolo: “Esta labor no será fácil: vamos a intentar quitar la máscara de hierro de estos seis ‘diamantes’ y seis ‘esmeraldas’ mediante conceptos como la oratoria o la presentación. Se trata de una experiencia inédita en televisión”.
  • Bárbara de Senillosa, profesora de Relaciones Sociales: “Mi parcela de enseñanza va ser el protocolo puro y duro: voy a enseñarles cuestiones como comer bien o utilizar todos los cubiertos en la mesa. Para mí es importantes que aprendan a comportarse en cualquier ambiente y que sepan expresen con un lenguaje comprensible y adecuado a cada ocasión”.

Además, los profesores de “Las joyas de la corona” contarán semanalmente con la ayuda de expertos en diversas materias que acudirán al centro de estudios a impartir clases magistrales y que se unirán cada semana al jurado que decidirá el futuro de los concursantes en las galas del programa.

La escuela: un master del “saber estar”

Situada en una selecta zona residencial de las afueras de Madrid, la escuela de “Las joyas de la corona” será centro de estudios y lugar de residencia de los doce concursantes. Cuenta con amplios espacios y extensas zonas verdes con piscina, salones, un gran comedor, dormitorios con vestidores y un despacho de dirección en el que Carmen Lomana orientará a los concursantes en las sesiones de tutoría.

Durante su aprendizaje, los alumnos estarán sometidos a una evaluación continua en las cuatro áreas en las que se dividirá su formación:

  • Educación social: aprenderán a comportarse con elegancia en cualquier situación, con clases de modales en la mesa, saludo y tratamientos, puntualidad y lenguaje corporal y gestual, entre otras materias.
  • Estilismo: los concursantes de “Las joyas de la corona” recibirán lecciones de maquillaje, peluquería, vestuario, cuidados corporales y protocolo en la indumentaria.
  • Oratoria: presentarse a los demás, mantener un tono de voz adecuado y agradable, pronunciar correctamente, dirigir una conversación, argumentar con cortesía o afrontar una entrevista de trabajo serán algunas de las cuestiones que se tratarán dentro de esta área.
  • Sociedad: abarcará un conjunto de materias para que los alumnos mejoren su cultura general, especialmente en lo que respecta a geografía, historia, arte y literatura.

La gala semanal

Los concursantes de “Las joyas de la corona” se someterán en las galas semanales a un exhaustivo análisis de los conocimientos adquiridos en el centro de estudios. El jurado analizará sus comportamientos y la manera de aplicar la teoría que han aprendido para poder seleccionar a los cuatro que no hayan cumplido con el mínimo exigido. Estos concursantes tendrán que realizar una primera prueba -que será diferente en cada gala- y dos de ellos podrán salvarse de la expulsión, mientras que los otros dos tendrán que someterse al “glamurómetro”, en la que tendrán que responder a cinco preguntas de cultura general. El que peor resultado consiga será el que abandone el concurso, mientras que los demás volverán al centro de estudios para completar su formación.

Perfiles de los concursantes

Pablo.- Madrid, 25 años. Trabaja como carpintero y decorador. Le gusta ir a la moda y practica snowboard, fútbol y gimnasia. Ha trabajado como Relaciones Públicas en locales de ocio y se define como una persona impulsiva, atrevida, divertida y sociable. Quiere participar para vivir una nueva experiencia y mejorar su estilismo.

Iván.- Madrid, 18 años. Estudia Empresariales y es aficionado al fútbol y al póker. Considera que la elegancia es lo que diferencia a las personas y admira a Carmen Lomana por su estilo. Su referente masculino es George Clooney.

Pepe.- Murcia, 23 años. Trabaja como Relaciones Públicas, camarero y dependiente mientras completa sus estudios de Arte Dramático. Se define como una persona segura de sí misma, con carácter, sincera, atrevida y sociable. Quiere participar en el programa porque le encanta la moda, el glamour y la televisión.

Jorge.- Navarra, 20 años. Es carpintero y trabaja en la empresa de su familia. Es presumido y está muy pendiente de su imagen, sobre todo de su cabello. Se considera una persona elegante, respetuosa, simpática, inquieta, natural, sencilla, sincera y algo despistada. Quiere participar en el programa para tener nuevas experiencias y porque le interesa el mundo de la moda.

Moisés.- Badajoz, 21 años. Ha trabajado en la construcción, pero en la actualidad está en paro. Se define como una persona simpática, habladora y responsable, aunque tiene un carácter fuerte y le encanta flirtear. Es aficionado al mundo del motor y quiere participar en el programa para conocer el significado del glamour y la elegancia.

Julián.- Sevilla, 27 años. Estudia Empresariales y trabaja en locales de ocio. Se considera una persona leal, honesta, guapa y responsable, convencida de que el glamour y el saber estar es algo con lo que se nace. Se toma su participación en el concurso como un reto personal para mejorar su estilismo y sus maneras.

Tamara.- Málaga, 23 años. Trabaja como camarera y vive con su madre, su hermano y su hijo de 5 años. Se define como una mujer habladora, sociable, luchadora, trabajadora y con ganas de triunfar en la vida. Es aficionada al deporte y le fascina el mundo de la moda. Carmen Lomana es su modelo a seguir.

Virginia.- Madrid, 22 años. Trabaja como comercial, aunque en la actualidad está en paro. Le gusta la estética vintage y pin up, pero tiene un concepto muy personal de la moda y las tendencias. El maquillaje es imprescindible en su vida y le encanta la poesía, el cine, la pintura, el arte y estar con sus amigos. Se define como simpática, divertida y familiar.

Azahara.- Madrid, 23 años. Trabaja como dependienta en una tienda de golosinas y se califica como una persona inquieta, alocada e impulsiva. Dice admirar a Carmen Lomana por ser la personificación de la elegancia y el glamour. Desea entrar en el programa para aprender buenas maneras y poder enseñárselas a su hija pequeña.

Lara.- Alicante, 22 años. Desde que reside en Madrid trabaja como comercial en una tienda de pequeños electrodomésticos. Se autodefine como una persona imperativa, celosa, impulsiva y muy sincera. Le gusta cuidarse -sobre todo su pelo, al que trata con especial cuidado-, ir al gimnasio y vestir de manera “sexy”. Le complace sentirse admirada e ir de compras.

Lucía.- Alicante, 20 años. Estudiante de Derecho. Se considera luchadora, terca y presumida y le gusta fomentar su propio estilo en la indumentaria. Le encanta llamar la atención y considera que tiene glamour, pero le gustaría mejorar sus gestos, sus modales y comportamientos. Quiere entrar en el programa porque tiene muchas ganas de aprender y vivir una gran experiencia.

Gisela- Barcelona, 22 años. Actualmente está en el paro y se plantea retomar sus estudios. Se considera simpática aunque algo vergonzosa, impulsiva y discutidora. Le gusta conducir, cocinar y escuchar música, así como salir de fiesta con sus amigos. Asegura que entra en el programa para aprender buenas maneras y saber más sobre moda.