Pedro García Aguado, el Hermano Mayor de Cuatro, vuelve a enfrentarse al reto de ayudar a jóvenes al límite, pero en esta ocasión, no será de uno en uno… Un grupo de ocho chicos de entre 18 y 22 años con graves problemas de conducta tendrá que convivir durante tres semanas aislado en un campamento de montaña. La convivencia del grupo no va a ser fácil, ninguno está acostumbrado a respetar las normas ni el trabajo en equipo.

El Campamento cambiará sus vidas para siempre. Enfrentándose con los retos que les plantean las actividades diarias, aprenderán a superar las dificultades y los miedos de sus propias vidas. Una experiencia que les ayudará reflexionar sobre la relación que mantienen con sus familias y su entorno.

Sin ningún tipo de comodidades ni privilegios, los chicos tendrán que respetar la disciplina de la vida en el campamento. Una experiencia de supervivencia en plena naturaleza, un choque brutal con su acomodada vida anterior que provocará situaciones extremas. Serán días difíciles, en un entorno hostil… ¿Podrán superarlo?

El resultado de esta experiencia es El campamento, uno de las nuevas apuestas de Cuatro para la próxima temporada y una nueva incursión de la cadena en el género coach. Producido por Plural Entertainment, El campamento desvelará los conflictos, a veces críticos, sufridos por estos jóvenes.

El nuevo coach producido por Plural Entertainment se estrenará el próximo viernes, 10 de septiembre, a las 21:30h.


El comienzo del cambio

Uno de los principales problemas de estos chicos es la falta de disciplina. Se han acostumbrado a no respetar nada ni a nadie… Por ello, en El campamento, deberán aprender a seguir estrictas normas de convivencia. Muchas de ellas están destinadas a que el grupo funcione de forma cohesionada. Normas tan elementales y necesarias para una buena convivencia como respetar a sus compañeros y al equipo, no consumir drogas ni alcohol o permanecer dentro de los límites del campamento… deben ser asumidas por todos.

Pero también hay otras, indispensables para formar parte de El Campamento, que sin embargo provocan gran rechazo entre los jóvenes como son la obligación de vestir un uniforme, la prohibición de usar piercings y maquillaje y la limitación del tabaco. Al despojarse de su indumentaria y sus efectos personales, los chicos emprenden un ritual con el que inician el cambio hacia una nueva vida. Pero no es un proceso fácil. El Campamento es un cambio radical para ellos. Las normas están muy claras y los responsables son muy estrictos con su cumplimiento.