El próximo 26 de octubre, a las 16.00 horas, Jamie Oliver visita Andalucía para mostrar la variedad de productos y la multitud de encantos que posee esta tierra. Atraído por la cultura y la gastronomía de Andalucía, donde las influencias árabes se palpan en su cocina, el chef británico dedica a esta región uno de sus viajes en “Las Escapadas de Jamie”.

En su periplo andaluz, Jamie comienza con una visita a una escuela donde se une a jóvenes toreros para practicar el arte taurino. Después de conocer una de las tradiciones españolas por excelencia, Jamie muestra las famosas “tapas”. “Me encanta la historia de las tapas, porque es la demostración de que las cosas más sencillas pueden encerrar algo maravilloso que tiene, a su vez, vida propia”, afirma.

Inspirado por la magia de las tierras andaluzas, sus encantos y su gente, realiza su primer plato, una ensalada de tomate con chorizo, servida con un gran vaso de jerez y muestra cómo elaborar un gazpacho o un pescado a la sal, todo a partir de productos típicos andaluces.

Según palabras del británico, “los andaluces inventaron la comida rápida, con su selección de quesos, carnes y verduras”.

Además, Jamie vive otras experiencias como comer pasteles elaborados por unas monjas de clausura, degustar un estofado de conejo preparado junto a un grupo de cazadores, unirse a una procesión y cocinar una paella gigante para todo un pueblo. Según reconoce, “Siendo yo joven, nunca me pareció que tuviera ningún sentido la idea de mezclar carne con pescado en un solo plato. Pero, en cuanto probé la paella, esa combinación de texturas y de aromas ahumados me conquistó. La paella es un plato maravilloso, lleno de armonía y emoción que agrada al paladar y satisface al estómago”.

Un viaje por Europa y Marruecos

Para Jamie, cada pueblo tiene sus ingredientes, su tradición, sus sabores. Por ello, aprovecha sus largos fines de semana para coger un avión y salir de Londres. Entre los destinos de “Las Escapadas de Jamie” que ofrece Canal Cocina, se encuentran Marruecos, Suecia, Grecia, Francia, Italia y España, lugares donde descubre sus productos y costumbres, dando como resultado platos que sólo Jamie sabe hacer.

2010 ha sido un año de reconocimientos para el joven chef, pues su naturalidad y entusiasmo en la cocina le han llevado a conseguir el Emmy al mejor reality con el espacio “La revolución gastronómica de Jamie” y el premio TED 2010.