¿Por qué hay que ver ‘Bandolera’?

Porque es una serie nueva, con ingredientes nuevos, pero conservando otros que funcionan en las series diarias. ‘Bandolera’ tiene más historias y más aventuras que el resto; espero que la gente disfrute de la serie.

¿Cómo es Miguel Romero, tu personaje en la serie?

Es un personaje de normas, de ley, educado de esta manera, que pone por delante su trabajo como Guardia Civil que su vida personal. Eso sí, tiene un conflicto en los temas amorosos que los espectadores irán viendo poco a poco, es que Sara Reeves le vuelve loco y hace patinar cosas que tiene en la cabeza que pensaba que nunca lo harían, pero está bien que le pase esto

¿Qué tal con tus compañeros de reparto?

Muy bien, el trabajo está siendo muy fácil gracias al reparto y el equipo de la serie, nos entendemos todos muy bien y espero que ‘Bandolera’ funcione por el bien de todos (risas). Pero que haya esta facilidad con los compañeros compensa todo.

¿Cómo está yendo el rodaje ?

Está siendo muy duro, a mí, personalmente, me ha costado un poquito coger el ritmo, pero cada vez nos vamos acoplando más.

El ritmo de producción es duro, el tiempo es poco y a veces no sabes bien como ha quedado, pero confío en los compañeros y en la gente del equipo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu personaje? ¿Y de la serie?

Hacer un Guardia Civil tiene lo suyo la verdad (risas), nunca habría pensado que me ofrecieran un papel de este tipo porque creo que no tengo aspecto de guardia civil (risas), pero me atrae mucho defender algo que, aparentemente hoy en día se defiende muy poco porque les vemos como gente que no te acaba de gustar, pero hacerlo de época es muy apetecible.

Todo el contexto, la historia del momento de ‘Bandolera’, esta situación social tan abierta como el nacimiento de la benemérita, los bandoleros, la lucha social, la llegada de románticos ingleses… hay un movimiento histórico fantástico. En mi caso, como estoy metido en todo, hace que Miguel tenga más vida aún.

¿Nos puedes contar alguna anécdota del rodaje?

Pues, así que recuerde, me han tirado un plato de lentejas encima, por ejemplo, pero hay mil anécdotas ya que el día a día hace que te relajes y se produzcan muchos sucesos muy divertidos. Pasamos muchas horas juntos y buscamos momentos entretenidos y de complicidad.

¿Lo mejor y lo peor del rodaje?

Para mí, lo peor es la falta de tiempo para seguir trabajando y machacando la secuencia, pero es lo que hay. Lo mejor del rodaje, la gente, los compañeros y el equipo de ‘Bandolera’.