Tristán, con la ayuda de Pepa, consigue salvar a Angustias in extremis de una muerte segura. El joven tiene que asumir que ha llegado el momento de tomar medidas y acepta ingresar a Angustias en un sanatorio recomendado por Don Julián. Mediante un engaño, Tristán se la lleva al sanatorio y Angustias se hunde al entender el verdadero fin del viaje.

De vuelta a la Casona, Tristán, superado por la situación, no conecta con Martín. Rosario tiene que hacerse cargo de él y Pepa sufre por ver sufrir al pequeño, que ahora ha quedado en manos de su abuela.

Mientras, Juan no atiende a razones, la separación de Soledad lo está volviendo loco y la joven sigue enfrentada a su hermano por Juan. Tristán se siente completamente solo pero no da su brazo a torcer: Juan y Soledad no deben estar juntos.

Raimundo va a pedir un préstamo para construir la posada. Pedro se entera y se lo cuenta a Francisca.

Tristán encuentra la carta que provocó la crisis de Angustias, Tristán culpa a su madre del desastre pero ella dice que es cosa de la partera y Tristán la cree y echa a Pepa de la casa.

0/5 (0 Reviews)