El viernes 29 de abril, a las 23.36 horas

El pasado miércoles 20 de abril, National Geographic Channel conocía con gran consternación la noticia de la muerte en Misrata, Libia, del fotoperiodista británico Tim Hetherington, responsable junto a Sebastian Junger de “Restrepo”, largometraje documental nominado este año al Oscar, que el canal de televisión estrenó en España en diciembre.

En homenaje a su memoria, National Geographic Channel emitirá de nuevo “Restrepo” el próximo viernes 29 de abril, a las 23.36 horas.

Hetherington cayó víctima de una granada propulsada por cohete en medio de los combates que asolan estos días el país norteafricano. Había viajado allí para hacer algo muy similar a lo que hizo en “Restrepo”: infiltrarse con las tropas, en este caso los rebeldes a Gadafi y las fuerzas internacionales, para documentar el conflicto. Ese mismo día también murió el fotógrafo norteamericano Chris Hondros. Sirva la emisión de “Restrepo” como tributo a todos los periodistas y documentalistas que han perdido la vida cubriendo conflictos bélicos.

“Restrepo” ha sido uno de los documentales más notorios de 2010. Ganador del Premio del Jurado en Sundance y nominado al Oscar, se trata de una producción única, que narra cámara al hombro y en primera persona como es el día a día de una unidad militar norteamericana, en concreto el segundo pelotón de militares de EE.UU y la Compañía de Batalla de la 173 Brigada Aerotransportada, durante los 15 meses que pasaron destinados entre 2007 y 2008 en una misión en el Valle de Korengal, una de las zonas más peligrosas de Afganistán, de la que ya se han retirado los estadounidenses.

Por ironías del destino, el título del documental, “Restrepo”, hace referencia al nombre de la base militar, apodada así en homenaje al médico de la unidad, Juan Restrepo, muerto durante un combate anterior a la formación de la base.


A lo largo de los mencionados 15 meses, Hetherington y Junger realizaron 10 viajes para pasar otras tantas estancias infiltrados en la unidad, conviviendo con sus miembros y filmando cada uno de sus combates, pero también su cotidianeidad durante los momentos de calma e, incluso, sus incursiones en territorio talibán y sus negociaciones con los jefes de los poblados circundantes.
El resultado de esta experiencia arrojó más de 150 horas de metraje con las que Hethrington y Junger montaron una película de hora y media sin precedentes en el género bélico, tanto por su naturalidad como por su veracidad en todas y cada una de sus secuencias: el miedo y el terror ante el combate se dan la mano con las bromas, la nostalgia o el aburrimiento de la vida cotidiana.

“Restrepo” se completa con las entrevistas realizadas a los miembros de la unidad cuando estos ya estaban fuera de Korengal, en una base militar en Vicenza, Italia, esperando el regreso a Estados Unidos. Sus palabras son también un testimonio revelador sobre lo que significa la guerra contado con un nivel de emoción e introspección que es imposible durante el combate.

0/5 (0 Reviews)