Viernes a las 21,30 horas

 

La familia Torrijos Sánchez, compuesta por Doroteo, Dolores y sus dos hijas, Esther y Ana, está a punto de perder su casa. Llevan un año sin pagar la hipoteca y ya ha comenzado la ejecución hipotecaria. En el pasado, Doroteo vivió por encima de sus posibilidades y se dedicó a pedir tarjetas de crédito sin pensar en las consecuencias que esto tendría en el futuro, lo que le obligó a rehipotecar su casa, que ya estaba pagada. Los problemas llegaron cuando este camarero de Parla (Madrid) se quedó en paro. Con los 1.000 euros que cobra de subsidio no puede pagar las letras y su mujer no trabaja desde que se casaron, hace 22 años. Por otra parte, sus hijas, Esther y Ana, todavía no saben lo que están a punto de vivir: la familia sólo tiene 10 días para salvar su casa de un embargo inminente.

0/5 (0 Reviews)