Episodio 7

 

La pérdida de su trabajo no es sólo un problema para Mark
 Sofía ha descubierto de repente algunas cosas importantes sobre el hombre que ama y Mark decide contárselo todo, a la vez que continúa buscando a su hija.

Asimismo, la situación de Mark parece mejorar, sobre todo cuando JP. Morgan llega a la ciudad para presenciar el progreso en el Titanic. Cuando le explican la razón por la que ha sido despedido su jefe metalúrgico, lo reintegra de nuevo a su puesto.

Por otro lado, las elecciones generales están a la vista, está en juego la autonomía de Irlanda. La posibilidad de que Londres deje de imponer sus decisiones en la isla cuenta con la fuerte oposición de la minoría protestante, que teme que la abrumadora mayoría católica gane demasiado poder. Emily convence a su hermano Michael para que apoye en el Parlamento al naciente Partido Laborista.

 

Episodio 8

Las elecciones generales se están acercando
 Los riesgos son muy altos. Los magnates tienen su propio candidato, el sindicalista extremista Albert Hatton, gerente en una de las fábricas de Carlton. El hecho de que lord Pirrie no sea compatible con Hatton le convierte en un enemigo oficial para la mayor parte de la clase dominante.

Mientras tanto, Michael está haciendo campaña y su hermana Emily le ayuda. Pero un día, que es arrestada por repartir folletos en lo que se considera una asociación ilícita, es llevada a juicio y encarcelada. Está claro que esta es una medida política, y que Emily es sólo el chivo expiatorio de una batalla que no tiene nada que ver con ella.

Por otro lado, en la parte frontal del Titanic, Mark propone reforzarla más y cuenta con el apoyo de Pirrie y Andrews, pero se enfrentará a la oposición de Ismay, presidente de la White Star Lines.

0/5 (0 Reviews)