• A lo largo de la etapa, una de la más duras de toda la carrera, el desaliento y la fatiga invadirán a todos los concursantes, especialmente al equipo rojo, favorito hasta el momento, formado por Cristina Sánchez y Alejandro da Silva

  • Al final del recorrido, los expedicionarios descubrirán que algunas de las parejas ya eliminadas no dijeron adiós para siempre a la aventura

Han recorrido muchos kilómetros, todavía les esperan varias pruebas antes de llegar a Marrakech, el desánimo cunde en la mayoría de los expedicionarios y, sin embargo…

La atracción surge en pleno desierto del Sahara, en la cuarta entrega de “Expedición Imposible”, que Cuatro emitirá el jueves (23:00 horas).

Esta nueva etapa comienza en Bou Traghar, en el Valle de las Rosas.

Desde allí se expanden miles de cultivos de rosales que se utilizan para fabricar numerosos productos de belleza, como la apreciada agua de rosas que da a este enclave fama mundial. Sólo quedan seis equipos en carrera: los formados por Lola González y Marbelys Zamora (azul); Cristina Sánchez y Alejandro da Silva (rojo); Felipe López y Noelia López (morado); Rocío Madrid y Álex Casademunt (verde) y Rafael Amargo y Yolanda Jiménez (naranja). La pugna por la victoria está más disputada que nunca, a pesar de que casi todos sufren las consecuencias físicas del esfuerzo realizado hasta ahora.

A estas alturas todos tienen ya una opinión formada sobre sus rivales y comienzan las suspicacias hacia Cristina y Alejandro, al considerarles la pareja más fuerte de la carrera. La desesperación y el desánimo revolotean sobre los equipos, aunque hay dos expedicionarios que cada vez se sienten más atraídos el uno por el otro: Álex y Noelia.

La recta final de esta etapa será más dura que nunca: Cristina Sánchez está al límite de sus fuerzas y el equipo azul llega con mucha tensión. Además, los expedicionarios descubrirán que algunas de las parejas ya eliminadas no dijeron adiós para siempre a la aventura. Una vez más, lo imposible podrá ser posible.

0/5 (0 Reviews)