¿Qué tiene Benidorm para que dos millones de turistas, el 80% de ellos extranjeros, la escojan cada año para sus vacaciones? En el próximo programa “Conexión Samanta. Benidorm”, que Cuatro emitirá el jueves (00.30h), la reportera Samanta Villar intentará averiguarlo y para ello pulsará la vida de la localidad y desvelará los aspectos menos conocidos de ese destino turístico.

La familia Aguado, de Albatera (Alicante), se dispone a visitar Benidorm después de diez años sin vacaciones. Aunque ya lo conocían, la localidad alicantina sigue siendo su destino ideal. Ahora están a punto de volver gracias a su hijo. Víctor, aspirante a modelo, tiene que trasladarse a esa ciudad para participar en un casting, y van a acompañarle sus padres y su hermana.

“Conexión Samanta” va a ser testigo del impacto que les produce la ciudad con sus enormes rascacielos. Junto a la reportera, se animarán a visitar el Hotel Bali, el más alto de Europa, en el que una habitación doble ronda los 600 euros.

La reportera del programa también conocerá a otras personas que forman parte de la vida de la ciudad. José Luis Ferrón, un empresario del sector de los seguros, piensa que “Benidorm se tiene que reinventar”. (…) “No hay que bajar tanto los precios. Hay que añadir un poquito de glamour en los hoteles, porque los ‘guiris’ están aquí con enormes cogorzas desde las once y media de la mañana”. Para este profesional, que también es cantante y compositor, “es una chorrada” que Marbella sea para turistas ricos y Benidorm para turistas pobres: “Benidorm tiene unos restaurantes caros, hoteles buenos y mucha actividad, pero no se debe permitir que los turistas vayan por la ciudad en bañador”, declara. Y junto a él, Samanta va a visitar un local en el que se reúne españoles de más de 50 años, muy dispuestos a divertirse y a ligar.

Por su parte Santiago, el chófer de José Luis, es también un admirador incondicional de la localidad alicantina: “Benidorm es como Las Vegas en pequeño”, afirma rotundo.

Para Paco Serrano, bailarín de profesión, “Benidorm es como el Miami español. Fue la ciudad del destape. El primer bikini de España se lo pusieron aquí”. Paco trabaja en el Benidorm Palace, una de las salas más importantes de Europa, y reconoce que “la ciudad tiene muchas posibilidades para los bailarines porque a los turistas les gusta mucho ir a ver espectáculos”. Samanta le acompaña durante una de sus actuaciones en el gran local, con capacidad para 1.200 personas, mientras el cuerpo de baile se multiplica para escenificar números que requieren vertiginosos cambios de vestuario.

Por su parte, Manu trabaja en una empresa dedicada a la distribución de bebidas y explica a Samanta que Benidorm es el lugar de España donde más cerveza, vodka y otras bebidas alcohólicas se dispensan. “Aquí no se trabaja con barriles normales sino con tanques de mil litros, y desde que nació el paquete de ‘todo incluido’, empezó a popularizarse el desayuno vodka con Coca Cola”. “Aunque tenga esa imagen de Imserso, en realidad, Benidorm es una ciudad que no cierra nunca. Aquí siempre hay cualquier tipo de ocio para cualquier tipo de gusto”.

Con Manu, Samanta recorre un barrio de Benidorm donde se reúnen los turistas ingleses y en el que es posible pasarse días sin oír hablar en español. Algunos de ellos confiesan a la periodista de Cuatro que han visitado Benidorm decenas de veces porque “tiene de todo y siempre hay fiesta”.

Junto al modelo Juan Cristian Ochando, la reportera de “Conexión Samanta” es testigo de una sesión de gimnasia de jubilados en la playa y de un casting para ropa de baño masculina. Participa en él Víctor Aguado bajo la atenta mirada de su familia y la improvisada participación de su padre. Todos ellos se irán esa noche de marcha para conocer la cara nocturna de la ciudad.

Samanta conoce finalmente a Elena Subac, que nació en Lituania y trabaja como Relaciones Públicas en una discoteca de localidad. El trabajo de Elena consiste en situarse a la puerta de la discoteca y animar a los transeúntes para que entren. Pese a que la actividad de cada día se salda de manera irregular, para Elena “Benidorm es una ciudad encantadora”.

0/5 (0 Reviews)