Este año el canal británico Channel 4 ha estrenado una serie de ficciones relacionadas con el Universo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales), donde se exponen los problemas y el día a día de un grupo de personas. La idea ha salido de la cabeza del que fuera creador de la mítica ‘Queer as Folk’, Russel T. Davies, que 15 años después ha vuelto a poner sobre la mesa una obra transgresora y sin complejos.

A continuación vamos a enumerar las diferencias entre estas dos series, que van acompañadas por una tercera llamada ‘Tofu’, aunque en esta ocasión estaríamos hablando de una especie de documental narrado por actores y participantes de las series anteriores.

¿A quién va dirigida?

Ambas ficciones pueden estar orientadas a cualquier tipo de público con la mente abierta. Tal vez en ‘Banana’ tiren más hacia un público teen, ya que sus protagonistas mayormente rondan los 20 años. En ‘Cucumber’ la pareja protagonista supera los 40, sus tramas son algo más maduras, o al menos el contexto lo es.

No obstante, las dos series comparten personajes, y es que los que son protagonistas en ‘Cucumber’ aparecen esporádicamente en ‘Banana’, y viceversa. Eso no quiere decir que para ver una serie sea obligatorio seguir la otra, pero se complementan muy bien, y en ambas se percibe el esfuerzo y el trabajo bien hecho.

¿Hay escenas sexuales?

Tratándose de Russel T. Davies podemos dar por hecho que el sexo va a estar presente en sus dos obras, pero se manifiesta en la pantalla de forma muy diferente. Es decir, mientras que en ‘Banana’ todo es más implícito y la insinuación o las miradas son las protagonistas; en ‘Cucumber’ van más a degüello, no se andan con medias tintas y la tensión sexual estalla en cada episodios. En esta segunda podemos ver hasta algún pene, algo poco usual en televisión. Poco relevante, pero interesante para muchos, seguro.

¿Solo es de y para gays?

No. Cualquiera con ganas de pasar un rato entretenido y navegar entre los clichés (y a veces no tanto) de la homosexualidad puede disfrutar con ambas series. Es cierto que en ‘Cucumber’ hay más personajes gays que en ‘Banana’, ya que esta última se centra en cada episodio en un personaje diferente, a veces es una lesbiana, otras un transexual, etc. Pero siempre con historias potentes y jugosas que contar; bueno, casi siempre.

De todos modos, también hay personajes heterosexuales, ya que ni una ni la otra representan una burbuja o una realidad paralela donde solo habitan gays y lesbianas. Además, la homosexualidad no es una trama o un género de serie, en ‘Cucumber’ y ‘Banana’ pasan cosas que, obviamente, pueden ocurrir en ficciones convencionales.

¿Comedia o drama?

Y hablando del género de estas series, podríamos decir que ‘Cucumber’ tira más hacia el drama, sin llegar a ser un dramón de lágrima gorda, ni mucho menos. Disponen de la dosis de comedia perfecta para reírte al menos una vez en cada episodio. Este formato es de 45 minutos por capitulo, mientras que ‘Banana’ no dura más de 25 minutos cada semana. Podríamos pensar que se trata de una comedia por su corta duración, pero en ‘Banana’ también hay momentos de tristeza y melancolía, aunque esa baza la juega mejor su serie-hermana.

Ante la duda, te animamos a dar una oportunidad a las dos, que ya han terminado en Reino Unido, y todavía se desconoce si contarán con una (merecida) segunda temporada, aunque las historias han quedado bastante cerradas.

0/5 (0 Reviews)