El Hormiguero reunió ayer frente al televisor a una media de 4.172.000 espectadores (un 20,4% de cuota de pantalla) pulverizando, una vez más, su récord histórico de audiencia. La edición de ayer con Bertín Osborne lograba así convertirse en la más vista de los 10 años de historia de El Hormiguero y superaba por primera vez la media de los 4 millones de media de espectadores.

El programa de Pablo Motos bate así su mejor registro histórico hasta la fecha, logrado el pasado mes de abril con la visita de Isabel Preysler, que conseguía una media de 3.855.000 espectadores y un 19,4% de cuota de pantalla.

Asímismo, el programa de ayer, con un 20,4%, se hacía con su tercer mejor registro en cuota de pantalla, tras las ediciones de Pablo Iglesias (21,7% de share y 3.823.000 espectadores) y Alejandro Sanz (20,5% de share y 3.326.000 espectadores), ambos emitidos en esta misma temporada.

Trancas y Barrancas siguen, por tanto, celebrando en 2015 las mejores cifras de audiencia y batiendo sus propios récords tanto diarios como mensuales. Hace sólo dos semanas, sin ir más lejos, las hormigas cerraban octubre como el mes más visto de toda la historia del programa, con una media de un 15,1% y 2.921.000 espectadores.

0/5 (0 Reviews)