Las cadenas generalistas han empezado el año de forma tímida, sin poner aún todos los estrenos sobre la mesa, como viene siendo habitual. Cabe esperar que tarden en decidirse a dar el paso definitivo para estrenar sus proyectos más jugosos, como lo nuevo de ‘Allí Abajo’ o el ‘Got Talent’ español, por ejemplo.

Enero nos ha dejado alguna que otra novedad, sobre todo en Cuatro, que se ha lanzado a la piscina en pleno invierno, con la intención de cambiar su suerte. Las últimas temporadas se le ha acusado incluso de perder identidad, por eso la pequeña de Mediaset vuelve al ruedo con programas característicos del canal rojo, predominando los reportajes y dating shows patrios.

 

El camino que Cuatro quiere seguir

Todo apunta a que el canal de Mediaset quiere volver a la senda de antaño, pero la audiencia no se lo va a poner nada fácil. Estamos en otra década, y los espacios que antes eran novedosos en Cuatro, ahora podríamos decir que están muy trillados. Ya no gusta tanto lo general, donde se ven historias globales o se conocen costumbres de otros países, ahora destaca lo personal, vivencias contadas en primera persona, con un único protagonista.

Siguiendo este esquema, Cuatro estrenó ‘El Xef’, la noche del domingo suele ser complicada para la cadena, pero ha acertado de lleno, y por sorpresa. Dabiz Muñoz ha desnudado su alma de cocinero, ha viajado por el mundo para traernos nuevas culturas desde un ángulo diferente. La cocina sigue gustando en televisión, es una mezcla que el espectador agradece.

Con ‘Soy Noticia’ también han intentado dar un toque personal a los reportajes de toda la vida, con historias curiosas y variopintas que buscan tocar la fibra sensible del espectador. Los sábados son también difíciles para Cuatro, la política no ha funcionado para hacer frente a ‘laSexta Noche’, pero el nuevo espacio tampoco cumple las expectativas, con cifras mediocres, que ni siquiera la veterana Samantha Villar levanta.

En este sentido, tras los desastrosos datos de lo último de ‘Hermano Mayor’, Cuatro ha programado ‘Mejor Llama a Pilar’, la “hermana mayor” de las parejas. La técnica para superar los problemas que presentan los protagonistas son similares a los del equipo de Aguado, pero no han gustado al público, que los miércoles prefiere seguir viendo a Bertín Osborne, con cada vez menos competencia a la que temer.

En el medio queda ‘Un Príncipe para 3 Princesas’. Luján Argüelles ha rescatado el formato con solvencia, no es todo un éxito como la primera edición, pero ha mejorado los datos de la segunda princesa. Su toque personal ameniza las noches de los lunes, con un casting prometedor y una post producción envidiable.

 

Los realities sigue reinando

En Telecinco ya no saben vivir sin el reality show de turno, y ahora le toca a ‘GH VIP 4’. Sigue ocupando tres prime-times, una burrada, y aunque no tengan nada nuevo que contar, aliñan los pseudo-debates con polémicos invitados y cebos que ya no se creen ni ellos. La cuarta edición del reality de famosos solo sirve para quemar un formato que necesita descansar; o tal vez no, porque supera las cifras de la décimo sexta edición del concurso. Inexplicable que también lideren los “última hora” sacados de la manga.

En Antena 3 les ha salido bien el invento de las bodas, su segunda edición marcha viento en popa. Lidera la noche de los lunes, que es floja en cuanto a ofertas. Además, pasa sin despeinarse por encima de ‘Chiringuito de Pepe’, que por fin se ha decidido a estrenar Telecinco, ¿en la época menos oportuna para una serie así? Seguro que sí.

‘Casados a Primera Vista’ escala puntos cada semana, algo que Antena 3 aprovecha para ir engordando sus victorias en prime-time. Porque ‘Bajo Sospecha’ también supera la media del canal con facilidad cada martes.

LaSexta, en cambio, sigue con su programación habitual, el humor y la política son las insignias de la cadena verde. Por otra parte, destaca entre las novedades lo último de Buenfuente, esta vez en #0, el canal de Movistar que llega con ganas de innovar y revolucionar la televisión nacional, y de momento no lo está haciendo nada mal.

0/5 (0 Reviews)