Falta muy poco para el Mundial de Rusia. Y los seguidores tienen dos opciones: si quieren verlo en vivo tienen que darse prisa porque los precios de los aviones siguen subiendo. La otra opción, acomodarse en el sofá y poner los canales de Mediaset España. Porque es la emisora de Fininvest, fundada en 1989 por parte de Silvio Berlusconi, la que ha adquirido en exclusiva los derechos de emisión en abierto de todos los partidos del mayor evento futbolístico a nivel internacional, la Copa Mundial de la FIFA, que se disputará en Rusia del 14 de junio al 15 de julio de 2018.

foto-futbolMediaset España se convierte así en el grupo audiovisual referente en las grandes citas futbolísticas de la última década, al haber ofrecido en abierto los Campeonatos del Mundo de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, la Eurocopa 2012 y 2016 y la Copa FIFA Confederaciones 2009 y 2013. El cómputo global de los partidos, prórrogas y tandas de penaltis emitidos en Tele5 y Cuatro en el último Mundial de fútbol de Brasil 2014 registró una media de 5.569.000 espectadores y un 39,7% de cuota, cifra solo superada por la cita sudafricana en el 2010 (44,6% y 6.325.000), convirtiéndose en el Mundial -que fue el que ganó la Roja de Vincente Del Bosque – más visto de la historia.

Mediaset España, una inversión Mundial

El torneo, que consta de 64 encuentros, dará comienzo el 14 de junio de 2018 con el partido inaugural de la selección anfitriona, Rusia, en el estadio Luzhniki de Moscú. Todos los encuentros se disputarán entre las 13.00 y las 21.00 (hora local) distribuidos en 11 sedes: Moscú, Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Nizhni Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Sochi, Volgogrado y Saransk. El coste total del Mundial se sitúa entre 30 y 40 millones de euros. El principal atractivo del torneo es que se realiza en horario europeo y que sus partidos más destacados se jugarán en el prime time de la televisión española, lo que podría dar más rentabilidad comercial a la cadena que tiene los derechos.

Mediaset es consciente de que este tipo de torneos son difíciles de rentabilizar económicamente, incluso con la estimación más optimista de ingresos publicitarios. De esta manera, una inversión en el Mundial debe incluir necesariamente un plan de ajuste en otras partidas. Mediaset se gastó 35 millones en la realización del torneo, derechos incluidos, y unos ingresos por publicidad de unos veinte millones de euros. La diferencia con 2010 – cuando lograron el equilibrio – fue el estado del mercado publicitario: 2.400 millones contra 1.800 millones de 2014. La operadora ajustó costes en otras partidas y, según indicó, logró rentabilizar indirectamente los derechos.

Los grandes favoritos del Mundial

Son cinco los grandes favoritos para ganar el Mundial: Alemania, Brasil, España, Argentina y Francia. Joachim Löw tiene al menos un jugador de clase mundial a su disposición para cada posición en el campo. Brasil espera la vuelta de Neymar y con Tito han hecho una eliminatoria espectacular; España (en el grupo B con Portugal) puede combinar viejos maestros y talentos emergentes; Argentina tiene Messi y Francia una colección de talentos de lo más interesante del torneo.

0/5 (0 Reviews)