El estreno del programa de Canal Sur Televisión “Te echo de menos” alcanzó este miércoles una cuota de pantalla en Andalucía del 8,9% y una audiencia media de 305.000 espectadores. El espacio, donde se plantea cómo cambia la vida del pueblo ante la sorpresiva ausencia de once mujeres en sus hogares, logró que 941.000 espectadores se acercasen en algún momento a Canal Sur Televisión para conocer este novedoso formato y saber qué ocurre en el seno de estas familias andaluzas.

“Te echo de menos” alcanzó su minuto de “oro” a las 23:05 horas con una audiencia de 417.000 espectadores y su mejor share a las 23:53 con el 13,4% del mercado audiovisual andaluz. El estreno del programa colaboró a que Canal Sur Televisión lograse este miércoles una cuota de pantalla del 9,4%, lo que significa que la cadena pública andaluza consiguió su mejor dato de los miércoles de las últimas 9 semanas.

Así es ‘Te echo de menos’

“Te echo de menos” es un programa semanal que plantea cómo cambia la vida en ante la sorpresiva ausencia de once mujeres. Dirigido por Diego Serrano (“¿Quién quiere casarse con mi hijo?”) y Bea Díaz (“Callejeros”, “75 minutos”), este novedoso formato permitirá comprobar en directo y en primera persona lo que desencadena su ausencia en la vida diaria y en el funcionamiento de un pequeño pueblo andaluz de 1.400 habitantes. Este programa pone a prueba a once familias que van a comprobar qué es lo que ocurre si por unos días falta uno de sus pilares. Planteado como un programa de entretenimiento, emotivo y familiar, contribuirá a la reflexión sobre el papel que juega la mujer en nuestra sociedad.

Se trata de una serie de nueve programas de 70 minutos de duración grabados en El Ronquillo (Sevilla) y Estepona (Málaga) en los que viviremos en primera persona lo que ocurre en el seno de estas familias andaluzas. Son perfiles diversos, que cubren gran parte del espectro social andaluz: prácticamente todas desempeñan un trabajo fuera de casa, que deben compaginar con el cuidado de los hijos o de personas mayores a su cargo y sacar tiempo de donde no lo hay. En algunos de los casos será la esposa y madre de varios hijos la que se marcha. En otros, una hija de la que dependen emocionalmente sus padres, una nieta como bastón fundamental en la vida de su abuela viuda, o una mujer en su papel de cuidadora imprescindible y de la que dependen 24 horas su madre y su tía nonagenaria con las que vive. O una jubilada que jamás ha delegado en su marido para hacer las tareas de casa.