La edición actual de ‘Supervivientes’ está siendo todo un bombazo en cuanto a audiencias. Las galas de los jueves pasan fácilmente la barrera del 30% de share, y los concursantes han ido evolucionando y se han convertido en piezas clave y personajes bien construidos. El bando de los buenos, el de los malos, los satélites y unas cuantas tramas potenciadas por el reality show para que no decaiga el espectáculo en directo.

Con la expulsión de Romina ya solo quedan siete personas en la isla de Honduras. El programa sigue haciendo y deshaciendo a su antojo, y les funciona, como cuando castigan o premian a quien ellos consideran, ya sin esforzarse en disimular los favoritismos.

Los ocho concursantes de ‘Supervivientes’ que se disputan el premio final:

Sergio Carvajal

El influencer empezó con muy buen pie, hizo piña con Sofía y parecía un tándem inquebrantable. En cambio, poco antes de la unificación ya saltaron las chispas entre la pareja de “amigos”, ahora no se soportan. No creo que Sergio tenga el poder de manipular, la ganadora de ‘Gran Hermano’ no es ninguna Santa, y no necesita revulsivos para saltar y ponerse en plan barriobajera. No creo que Sergio vaya a llegar a la final, pero tampoco pienso que el lobo sea tan malo como lo pintan.

Sofía Suescun

sofia-y-logan-supervivientesTiene muchos apoyos fuera. Su naturalidad a la hora de expresarse parece que gusta, incluso me atrevo a decir que lo chabacano cada vez llama más la atención en televisión, y por eso Sofía tiene un hueco asegurado en la final de ‘Supervivientes 2018’. Sus constantes caras de asco y comentarios despectivos ya no sorprenden a los que seguimos ‘GH’, pero es un tipo de personaje que satura con sus líos de faldas y pantalones, es por lo que entró y lo ha explotado hasta hacerse amiga de Raquel, algo que le puede servir para catapultarla a la final.

Raquel Mosquera

La peluquera no tiene maldad, siempre va de buen rollo, aunque a veces peca de inocente. Me atrevo a decir que tal vez tampoco sea tan bondadosa como quiere hacer ver, y algo tendrá cuando gran parte del grupo confirma que es insoportable en la convivencia. Sus características físicas son limitadas, aunque se ha desenvuelto bien en varias pruebas, incluso ganando alguna de ellas.

Maestro Joao

maria-jose-joao-supervivientesEl perfil cómico de esta edición se está salvando cada semana de las nominaciones. Puede que no le vean como un rival, pero a lo tonto se está colando en la final de ‘Supervivientes 2018’, y aunque sea bastante improbable que se haga con el premio, está luchando y aguantando como un jabato. Sus coqueteos con Jorge Javier son ya un clásico de cada gala este año, y han conseguido que ambos caigan en gracia. Yo ya shippeo a Joaorge.

Hugo

Entró con el concurso empezado, eso le dio bastante ventaja, sobre todo en un reality donde cada día sin comer se hace más duro, y suma. Sin embargo, ha logrado hacerse un hueco entre los participantes y ahora mismo podríamos decir que juega en igualdad de condiciones. Su tira y afloja con Sofía le ha regalado unos cuantos minutos televisivos, de hecho entró por eso, pero ya es uno más, para bien o para mal.

Logan

El asturiano forma parte del trío de machitos que se cree que está por encima del resto de concursantes. Las últimas semanas se ha crecido, contestando al resto de compañeros de malas maneras y ya no se calla tanto como antes. Su triste show con Sofía los primeros días fue lamentable, y ahora lo sigue siendo en su afán por quedar bien con todos mientras los ponen a parir a las espaldas. Debería haberse ido en lugar de Romina. Ha perdido su plaza en la final desde hace unas semanas.

Francisco

francisco-supervivientesEs uno de los más veteranos en Honduras, y ha demostrado su fortaleza en repetidas ocasiones, tanto física como mental. Ha tenido en su contra a prácticamente todos los concursantes en algún momento dado, y eso es para hacérselo mirar. La convivencia con Francisco debe ser “insufrible” (como diría María Jesús), pero da mucho juego y se presta a ello. Un personaje imprescindible.

María Jesús Ruiz

También es necesaria la villana, le han colgado esa medalla y no le sienta nada mal. Tiene una lengua que si se la muerde se envenena, pero como podría ocurrirnos a cualquiera cuando nos graban en pleno enfado; luego sabe rectificar y pedir disculpas. Como buena Miss, muestra sus buenos modales ante la cámara en directo, aunque no deja de ser una concursante capaz de todo por seguir en ‘Supervivientes’, y eso es bueno, alguien con garra y de un bando diferente al “bueno” también merece su hueco en la final, ¿quién mejor que ella? Capaz de raparse la cabeza por una recompensa.