El último talent show de Mediaset no está dando buenos datos a su cadena principal. Se estrenó discreto para ser un programa de amplio presupuesto, y las cifras no han mejorado con las galas en directo, que han hecho que el espacio presentado por Jesus Vázquez baje de la barrera de dos dígitos, llegando a duras penas al 10% de share. En este artículo analizamos las razones que han llevado a ‘Factor X’ al fracaso más absoluto.

1- Las mismas caras de siempre

jesus-vazquez-factor-x-supervivientesEn Telecinco solo hay dos presentadores, o eso parece. Jorge Javier Vázquez y Jesus Vázquez se llevan casi todos los espacios que se estrenan últimamente en la cadena principal de Vasile. Si el concurso está relacionado con el descubrimiento de nuevos talentos, el puesto se lo lleva Jesús, y así ha pasado con ‘Factor X’, que ha ido a caer en manos del mismo que ya presentó ‘OT’, ‘Popstars’, ‘La Voz’ y otros talent shows de los que no recuerdo el nombre.

La cosa no se queda ahí. El espacio carece de personalidad porque han contado también con rostros ya saturados para el jurado. Laura Pausini estuvo recientemente en ‘La Voz’, y Risto Mejide es el “miembro del jurado por excelencia” para Telecinco. Esto no ayuda a que el concurso se diferencie, y repele a varios espectadores, cansados de ver siempre a los mismos haciendo lo mismo.

2- Solapado con ‘La Voz Kids’

factor-x-los-directosPor si esto fuera poco, Jesus Vázquez se vio obligado a presentar a la vez dos espacios similares y con público idéntico. Mientras que ‘La Voz Kids’ se acercaba a su final, a Telecinco no se le ocurrió otra cosa que estrenar ‘Factor X’, haciendo que coincidan los dos espacios durante varias semanas. Si antes hablábamos de saturación por los rostros conocidos, hay que sumar la saturación por la emisión de formatos similares en el mismo periodo de tiempo, y esto sin contar el éxito abrumador del último ‘OT’, hace apenas unos meses.

3- Cambios continuos en la parrilla

factor-x-juradoTelecinco siempre ha sido muy fan de los bailes en su programación. ‘Factor X’ se estrenó un miércoles, y pocas semanas después lo pasaron a los viernes. Hubo un intento de moverlo a los jueves para ver si se le pegaba algo del éxito de ‘Supervivientes’, pero decidieron seguir maltratando a la audiencia y alargar la final de su reality estrella.

Si empezar ‘Factor X’ sin haber concluido el anterior talent show ya era un error, hacerlo a estas alturas del año todavía es más descabellado.

4- Improvisación al poder

“Si algo no funciona, cámbialo mil veces hasta que arañes unas décimas”, esa debe ser la filosofía de Mediaset España. ‘Factor X’ ha recibido el espaldarazo de la audiencia, pero el equipo de Vasile no se rinde, y en su intento por enganchar al público se han inventado una especie de ‘OT’, donde podemos ver a los concursantes convivir, ensayar, discutir y roncar por las noches. Todo tan forzado que da hasta vergüenza verlo.

También se sacan de la manga el favorito de la semana, desempatan en un minuto para elegir el expulsado a las tantas de la madrugada, y otras tantas improvisaciones que descolocan. Así no.

5- Negación a YouTube

factor-x-comeme-el-donutPor último, y no menos importante, en Mediaset están empeñados en guardarse sus contenidos para sus propias plataformas, pero así no funciona el mercado de Internet y las redes sociales. YouTube es una gran plataforma gracias a la que puedes dar a conocer tus contenidos, como ocurrió recientemente con ‘Operación Triunfo’, que tuvo más visibilidad en la red que en las audiencias convencionales.

Parece ser que tras el boom de “Cómeme el Donut” de Glitch Gyals la cadena ha cambiado de opinión, y poco a poco van añadiendo vídeos al portal de Google. Dejarlos sin salir de MiTele es contraproducente, seamos realistas, las personas consumen YouTube, y esas mismas personas son las que dan audiencia a los programas de televisión. Ya es hora de que en Mediaset abran los ojos.