Villanelle (‘Killing Eve’)

La antagonista de ‘Killing Eve’ es una de las sorpresas del año. La serie de BBC America ha sido todo un éxito esta temporada, poniendo de acuerdo a crítica y público, que coinciden en que es uno de los estrenos más potentes del año. Además, Jodie Comer esta estupenda en el papel de villana, su propio psedónimo lo dice, Villanelle. Comer da vida a Oksana Astonkova, una asesina a sueldo que también ha mostrado su lado sentimental, o más bien sexual. Villanelle se enamora de la agente que quiere atraparla (Sandra Oh), y es que hay algo en ella que le recuerda a un amor del pasado. Esta historia de amor, por llamarlo de alguna manera, está introducida con sutileza, sin forzar la trama ni los personajes.

Titus Andromedon (‘Unbreakable Kimmy Schmidt’)

Titus-AndromedonPara estrambótico, exagerado y a su vez entrañable ya tenemos a Titus, el mejor amigo de Kimmy Schmidt. El aspirante a actor/cantante/famoso se ha convertido en todo un icono. Su carácter puede cargar desde el primer momento, pero es de esos personajes a los que terminas cogiendo cariño, tal vez porque todo le sale mal, al revés de lo que él desea, aunque le cueste reconocerlo y siga en su nube, creyendo que es una estrella de Hollywood. Al comienzo de ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’ pensé que se trataba de un cliché, y puede que no me equivocara, pero está muy bien llevada, y este tipo de personajes también son necesarios en televisión. Sin abusar de ellos, y llevándolos con respeto y profesionalidad.

 

Trevor (‘Shameless’)

Elliot Fletcher es un joven actor transexual que participa en las últimas temporadas de ‘Shameless’, y lo seguirá haciendo en la novena etapa de la serie de Showtime, que se estrenará a principios de septiembre. Trevor es amigo, amante y compañero de Ian en su lucha por apoyar a los más desfavorecidos, y a los colectivos minoritarios que reciben el espaldarazo del gobierno, y de la sociedad en general. Un activista con las cosas claras que ayuda al mediano de los Gallagher a superar sus baches emocionales, y sus graves problemas de salud mental. Trevor da el equilibrio que Ian necesita, aunque suman más como amigos que como pareja. La transexualidad de este personaje tampoco se ha metido con calzador, ni tampoco se ha señalado en ningún momento como un estigma o problema para el personaje.

Emily / Ofglen (‘The Handmaid’s Tale’)

Alexis Bledel está haciendo que su personaje en ‘The Handmaid’s Tale’ evolucione a un ritmo pausado, pero seguro. Cada vez sabemos más sobre el pasado de Emily, ahora atrapada en Gilead bajo el nombre de Ofglen. En su vida normal era una mujer que vivía felizmente con su novia, pero el nuevo sistema la castigó separándola de su pareja y forzándola a vivir enjaulada como una esclava. Todo lo que proclama la serie de Hulu, a veces de manera intuitiva, es digno de analizar en un artículo aparte, pero Emily por sí sola también ha mostrado las dos caras de una misma moneda. Cómo puede vivir una mujer lesbiana en una sociedad avanzada, sin tabúes, o cómo se le puede estropear a una persona la vida, haciendo que conviva y mantenga relaciones con alguien en contra de su voluntad.

Pol y Bruno (‘Merlí)

Pol-y-Bruno-MerliPasamos a una historia más bonita y alegre, con sus tintes dramáticos, como no podía ser de otra manera en la serie catalana ‘Merlí’. Pol y Bruno son los protagonistas de una de las tramas más llamativas y que más han enganchado a la audiencia de la serie. ‘Merlí’ ha terminado este mismo año, y gran parte de los seguidores la hemos conocido de la mano de Netflix, que la ha agregado a su catálogo recientemente. Bruno y Pol son dos adolescentes con muchas diferencias entre ellos, Pol es el chico popular del instituto mientras que Bruno es mucho más retraído, y está aprendiendo a aceptarse y reconocer su homosexualidad. Lo curioso es que a Bruno le gusta Pol, y en ‘Merlí’ descubrimos que lo que damos por imposible a veces se cumple. No deja de ser ficción, y tiene escenas o diálogos que rozan el surrealismo, pero eso no le quita corazón a esta preciosa historia de amor.