Pocas franquicias de medios han resultado tan beneficiosas como las que nacieran a partir del videojuego RPG Pokémon. La popularidad que alcanzó, consiguió que se hiciera una serie de animación para televisión y se produjera una gran cantidad de productos de merchandising, entre los que se incluyen camisetas, juegos de cartas, y un sinfín de productos que se utilizan como regalos entre los amantes de esta marca de ocio que ha vendido más de 307 millones de videojuegos.

Para quien no lo sepa, la palabra Pokémon está formada por dos términos japoneses (Poketto y Monsuta) que significa monstruo de bolsillo, y que no ha necesitado traducción al inglés, ya que sus iniciales coinciden perfectamente, pocket (bolsillo) y Monster (monstruo).

Pero ¿qué es un Pokémon y por qué ha tenido tanto éxito?

franquiciaLos Pokémons son unas criaturas con poderosas habilidades muy parecidas a los animales, de hecho, muchos de ellos seguro que te van a recordar a algunos animales reales.

La gran ventaja que tienen estos seres es que pueden lanzar truenos, como hace el pokémon protagonista de la serie; Pikachu, pero otros pueden escupir fuego o lanzar temibles torrentes de agua… Las capacidades de cada pokemón vendrán determinadas por la especie a la que pertenece, ya que existen tantos que se dividen por tipos bien diferenciados.

Los tipos existentes se relacionan con los elementos básicos de la naturaleza, encontrándose muchos de ellos en bosques, lagos o mares, es decir, en entornos naturales idílicos.

Pero el éxito que ha conseguido que cientos de miles de jóvenes y no tan jóvenes sigan las aventuras de estos seres radica en los entrenamientos y en los enfrentamientos entre diferentes pokémons. Aunque algunos los utilizan como mascotas, la mayoría los utilizan para pelear.

El nivel de las peleas aumenta con cada experiencia de combate y cuando cualquiera de estos pokémons ha adquirido suficiente experiencia a base de batallas ganadas, puede evolucionar hacia otra más desarrollada, adquiriendo instantáneamente más resistencia, más fuerza de ataque, mejor defensa y mayor velocidad.

En relación al video juego, una de las claves de su arrollador éxito fuel la interacción que se consiguió entre sus usuarios a través del intercambio de las criaturas. Ahora, con el sistema online de juego, son millones de jugadores alrededor de todo el mundo los que pueden estar interconectados gracias a este tipo de acciones.

El lanzamiento de pokemon go, en el que se utilizaba el entorno físico para cazar virtualmente a los pokemons, disparó en un 2.600 % los beneficios de Niantic, su desarrolladora, pero si lo que quieres es que los beneficios lleguen a ti y no que otros se hagan millonarios con tus partidas, vas a tener que plantearte cambiar de juego.

El juego de la inversión en criptomonedas

Este juego es muy sencillo, se trata simplemente de comprar con tu moneda real y física (el euro, el dólar, el Yen…) otra virtual (bitcoin, litecoins, Ethereum, dash…). El beneficio se encuentra en que este tipo de dinero, que puede ser utilizado igualmente para comprar cualquier producto o servicio, pero solo en internet, no ha dejado de crecer desde que hiciera su aparición gracias a la crisis que comenzara en el 2008.

Si quieres saber más sobre el nacimiento de las criptomonedas, en el siguiente enlace podrás encontrar los más famosos documentales y películas de Bitcoin, con los que entenderás y conocerás a fondo este universo económico que para los expertos representa el futuro financiero global. Con la información que ofrecen estos metrajes sabrás de la importancia de iniciar tu propia inversión en bitcoins.

Baste decir, a modo de introducción, que es una divisa que se encuentra fuera del control de los gobiernos y entidades financieras, por lo que en ningún caso pueden retener el dinero, ya que es solo propiedad de una persona. No se puede embargar ni actuar impositivamente sobre ellos. Así mismo, al no necesitar de los bancos para su almacenamiento, no sufre las excesivas tasas impositivas que sufre nuestro dinero físico habitualmente en forma de intereses por mantenimiento o recargos de algún tipo.

Las criptomonedas, como el bitcoin, la que más valor tiene, funcionan más como materia prima que como divisa propiamente dicha de las que se comercializan en el mercado Forex. Y es que su valor no está vinculado con exclusividad al comportamiento de una economía concreta, estado o conjunto de ellos, como por ejemplo el Euro o el dólar, por lo tanto, los cambios que se producen en los tipos de interés, así como el aumento en las reservas monetarias, solo le afectan indirectamente en su valor, por lo que se convierte en una moneda mucho más estable que las tradicionales.

Otra diferencia fundamental con el resto del dinero en circulación es que el valor del dinero virtual solo va a depender de la responsabilidad que mantengan sus usuarios y mantengan su precio al convertirlas en divisas físicas tradicionales.