Quedan seis concursantes en la casa de ‘GH VIP 6’, diez menos del total de habitantes que ha tenido este año el concurso. Los bandos han estado marcados desde el inicio del programa. Koala, Miriam y Verdeliss han sido la resistencia, hasta que al público no le quedó otra opción que deshacerse de uno de ellos en la nominación más complicada de la edición.

Los perfiles de las seis personas que se juegan el maletín son muy distintos. Todo apunta que Miriam y Koala son los grandes favoritos, pero el desgaste de la audiencia votante a la que no están dando respiro, podría inclinar la balanza hacia el otro lado.

Tony Spina

tony-susoEl italiano podría haber llegado a la final si Asraf no se hubiese vengado de él por segunda vez en lo que va de concurso. Tony es pacífico y parece que la convivencia con él es fácil. Sin embargo, como concursante se me antoja aburrido, no está bien visto no posicionarse e intentar llevarte bien con todos, cuando eso es imposible, sobre todo en un juego como este donde las puñaladas y las zancadillas están a la orden del día. Debería ser el siguiente expulsado, pero no porque sea el peor de los seis, sino porque sus contrincantes en esta batalla han tenido una trayectoria mucho más apasionante y divertida.

Monica Hoyos

monica-asrafSu rabia hacia Miriam y su pasado con Carlos Lozano han cegado a esta mujer, que ha dejado de lado el concurso para centrarse en una guerra personal. Cualquier movimiento de su enemiga es válido para que la azafata de ‘El Precio Justo’ salte y pretenda poner en su contra a toda la casa. Se ha salvado tres veces de las nominaciones gracias a los compañeros que le han sacado de la terna, así que no es querida fuera, pero tampoco lo es tanto como piensa dentro. De hecho, muchos participantes han ido abriendo los ojos a medida que avanzaba el concurso, algunos han podido sentir cierto miedo de expresar lo que piensan, por si pasaban a ser del bando de los nominados.

Suso

Si hay una persona con miedo de salir nominado, ese es Suso. Escondido, intentando ser suave con todos a la cara, mientras que aviva el fuego por las espaldas. Su actitud ha cambiado desde que su madre y el propio presentador le leyeran la cartilla en repetidas ocasiones. Primero mostró su lado más machista, desagradable y reventado, para luego quedarse sólo con esa última «faceta» suya, quejándose por todo, insultando al público y haciendo la convivencia más difícil al resto con su actitud hacia el trabajo. Lo peor de ser vago es que se jacta de ello; por no habla de cuando va de listo como si fuera el que mejor entiende el concurso, y no da ni una.

Asraf

El concursante más veleta de todos, por mucho que se esfuerce en intentar convencernos de que no es falso, a la vista está. Asraf ha deambulado de un grupo a otro, pero no para llevarse especialmente bien con ninguno, sino para enterarse de todos los chismes de la casa y usarlos a su favor. Se ha acercado a Mónica porque no le quedaba otro remedio, eran los dos satélites de la casa, y así al menso contaría con un apoyo que ha servido a ambos, gracias al azar de las últimas pruebas del jefe. Así, de tapadillo, Asraf se nos colará en la final. A ver cuántos votos a favor reúne si llega al último día de ‘GH VIP’.

El Koala

miriam-koala-gh-vipUn tipo noble y leal, así se ha mostrado Koala en Guadalix. Su unión con Miriam y Verdeliss le ha aupado en popularidad, aunque él también ha hecho méritos. ¿Quién no se ha reído con este señor hablando en ingles o respondiendo a los vaciles del presentador? Hay ocasiones en las que puede parecer que se hace el tonto, pero si ese es su juego lo está haciendo bien, riéndose, no de la audiencia, sino de sus compañeros que no han parado de reventar. Ese grupo mayoritario se ha ido reduciendo, y algunos siguen temiendo que gire la rueda, por mucho que le recriminaran a Koala que expusiera una teoría que tiene mucho de verdad.

Miriam

La gran protagonista de la edición. Ha estado en todas las salsas, aunque la bronca no vaya con ella, Saavedra encuentra la forma de meterse en todos y cada uno de los embrollos de la casa. Le pierde la boca, aunque sus insultos son menos hirientes y ofensivos que los de otros compañeros. No obstante, la peruana lo ha dado todo, se ha abierto a la audiencia, y ha conseguido que nos volquemos con ella por lo sufrido buena parte del concurso. Una incomprendida que incluso Jorge Javier Vázquez, y la organización en general, ha ensombrecido su buena trayectoria emitiendo vídeos que le perjudican a ella en el concurso, mientras que han tapado otros para favorecer al resto. Concursantes así devuelven la fe en el espectáculo dentro de este reality-show.

5/5 (2 Reviews)