El próximo 18 de mayo Tel Aviv se viste de gala para celebrar la final del ‘Festival de Eurovisión 2019’. Como es habitual, España pasará a la fase final directamente, sin pasar por las semifinales, esto es gracias al aporte económico que hace el país dentro de la Unión Europea, uno de los más elevados junto a Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, que conforman el Big Five, al que se suma el país anfitrión, en este caso Israel.

La actuación de Miki Núñez ya se puede ver completa en la web oficial del certamen, se publicó tras la emisión de la primera semifinal en la que participó España, tanto con el televoto como con la votación del jurado. “La Venda” no se ha sometido a la opinión del público, al menos no lo ha hecho de manera oficial en Europa, y las apuestas colocan el tema de Miki y “La Pegatina” en la mitad de la tabla. Estos son los puntos fuertes y flojos de la canción que representará a España este sábado en ‘Eurovisión’:

Energía y positivismo

La canción transmite buen rollo, y es algo que se agradece en un festival como ‘Eurovisión’, en el que muchos países apuestan por canciones más melancólicas o llenas de folclore. El positivismo de la canción lo traspasa Miki, el cantante no pierde la sonrisa durante todo el tema, su simpatía va a hacer que muchos europeos se lo quieran llevar de cañas, o a casa.

Miki Ensayos

Un buen trabajo que ha dado sus frutos

Los críticos del festival han insistido este año en el trabajo que hay detrás, desde la movilidad a la hora de hacerse notar, hasta en los ensayos, con todo atado y con las ideas claras desde el principio. Miki no se ha perdido casi ni una fiesta para completar así una campaña redonda en la que ha podido destacar sobre otros artistas de los que apenas se ha oído nada.

Miki - Semifinal

Aprovechamiento del escenario

El enorme escenario de ‘Eurovisión 2019’ es un arma de doble filo. Puede asustar al artista, haciendo que el entorno se lo coma y sus inseguridades salgan a la luz. No es el caso de Miki, el catalán se come el escenario, lo aprovecha al milímetro, y lo convierte en una fiesta. Además, es muy importante su entonación durante la actuación, no desafina en ningún momento, ni da una respiración fuera de lugar. Perfecto.

No destaca, es una más

El trabajo de Miki es excelente, pero la canción no va a pasar a la historia del Festival europeo, y quizás tampoco se la recuerde dentro de unos años como una de las mejores canciones de España para ‘Eurovisión’. “La Venda” es olvidable, por muy positiva y alegre que sea las hay mejores, y esto la aleja del Top 10.

Paco

El espectáculo es un punto a tener en cuenta en los últimos años del festival. La delegación española no termina de entender este concepto, y a mi parecer ha vuelto a meter la pata con el robot llamado Paco. Un enorme artilugio que acapara la atención de los espectadores sin tener nada que aportar, por no hablar de lo cutre que resulta ver al bailarín que lo maneja por detrás.

la venda - Paco

13 Rue del Percebe

Hay ocasiones en las que no es necesario llenar el escenario de elementos sin sentido, a veces el artista con la canción puede llenar el plató, sin necesidad de añadir una casa de muñecas con bailarines que bailan al son de “La Venda”. La idea hubiera sido original hace 10 ó 20 años, pero este recurso ya ha sido utilizado en repetidas ocasiones por otros países, aunque en España sea algo novedoso, porque hasta ahora solo han sido capaces de llevar unas cuantas sillas giratorias de IKEA.

0/5 (0 Reviews)