Antena 3 emite este martes, en prime time, el desenlace de la miniserie LA MUJER PAPA, basada en la historia de Juana, una mujer que, según la leyenda, ocupó el trono de San Pedro en el siglo IX con el nombre de Papa Juan VIII. La primera parte de esta miniserie, emitida el pasado martes, fue seguida por 2.416.000 espectadores (12,3%).

Esta producción germano-italiana-española está basada en el bestseller mundial de la escritora Donna Woolfolk Cross.

Interpretada por un amplio reparto internacional encabezado por Johanna Wokalek, David Wenham y John Goodman, entre otros, LA MUJER PAPA fue dirigida por Sönke Wortmann en 2008. Esta superproducción fue rodada en diversas localizaciones de Alemania, Marruecos e Italia.

Así comenzó la historia…

Invierno del año 814. En la pequeña ciudad alemana de Ingelheim y en el seno de una humilde familia nace Juana, la menor de los tres hijos del párroco del pueblo y su mujer. Desde muy pequeña, Juana fue una niña despierta e inteligente con una inmensa curiosidad y ganas de aprender y estudiar. Su hermano Matthias se encarga, a escondidas de su padre, de enseñar a Juana a leer y escribir, también en latín.

Después de impresionar a muchos con su dominio del latín y su capacidad para aprender, consiguió acceder a estudios eclesiásticos en Dorstadt. Allí conoce a Conde Gerold y lo que en principio era una bonita amistad, se acaba convirtiendo en una atracción imposible de controlar por parte de ambos. El problema es que él es un hombre casado. Poco tiempo después, el conde tiene que marcharse a la guerra y su mujer arregla un matrimonio para Juana con el que piensa que zanjará la posible relación entre su marido y la joven.

En el capítulo de mañana

Después de que los normandos entren en la iglesia donde Juana está a punto de casarse y acaben con la vida de casi todos los allí presentes, la joven decide dar un vuelco total a su vida y convertirse en un hombre. Ingresa en la orden benedictina con el nombre de Hermano Juan y allí comienza una etapa de su vida en la que se hace respetar por todos. Cuando su verdadera identidad está a punto de descubrirse, decide marcharse a Roma, donde va ascendiendo en la dinastía eclesiástica y donde su secreto está cada vez más cerca de salir a la luz. Además, Juana continúa con su lucha interior: seguir amando en secreto a Gerold a dedicar su vida a Dios. Mientras esto ocurre, el Papa Sergio muere y Juana es nombrada su sucesor… el Papa Juan VIII.

0/5 (0 Reviews)