La Condesa viuda de Grantham es una mujer “obstinada, inmensamente orgullosa, apasionadamente leal a su hijio Robert e insufrible para su nuera”. Así define Maggie Smith su personaje en la magnífica Downton Abbey, la serie inglesa del momento.

Smith cuenta en su haber, a sus 76 años, con dos Oscar y cinco premios BAFTA, entre otros muchos reconocimientos. “Yo misma estoy sorprendida de seguir pudiendo trabajar a mi edad. Cuando pienso en dónde estoy y de dónde vengo, me siento muy agradecida de continuar actuando e interpretando los papeles de Julian (Fellowes, guionista de la serie y ganador de un Oscar por ‘Gosford Park’)”. De hecho, la Condesa viuda de Downton Abbey es el tercer papel que interpreta de Fellowes, con el que ya trabajó en ‘Gosford Park’.

Violet, la Condesa viuda de Grantham, es el pilar sobre el que se sostiene la familia Crawley. Ella lucha por que su hijo, Lord Grantham (interpretado por Hugh Bonneville), no termine sin heredero o al menos que alguna de sus nietas consiga casarse y tener una buena posición social. Para ello, no le importará enfrentarse a nadie.

“Cuando conoces a Violet es muy dura y bastante horrible, pero a lo largo de los siete capítulos se muestra mucho más amable que al principio”, comenta Smith acerca de su personaje. Para conocer el carácter de la Condesa viuda de Grantham basta con ver la escena en que conoce a Isobel Crawley, madre del nuevo heredero, interpretada por Penelope Wilton.

Entre ambas se creará una rivalidad que no se traslada al set de rodaje. “Nos llevamos muy bien y, de hecho, solemos salir a pasear por los alrededores de Highclere en los descansos del rodaje”, confiesa Smith, que ya tiene futuros proyectos en el cine.
Maggie Smith protagonizará la próxima película de Fellowes, ‘From time to time’. Basada en los libros de Lucy M. Boston, ‘The Chimneys of Green Knowe’, Smith no se traslada de época, ya que arranca al final de la I Guerra Mundial. Julian Fellowes está encantado de volver a trabajar con ella: “Maggie tiene un sentido de la comedia único, basado en una visión irónica de la realidad, haciéndola a la vez más divertida y triste. Pero a lo mejor para mí la mejor habilidad que tiene, y que más me intriga, es como se puede transmitir una profunda y poderosa emoción sin sentimentalismos”, explica Fellowes.

0/5 (0 Reviews)