hermano-mayorLa mayoría de ellos han perdido el tren de los estudios y el del trabajo y pasan el día sin más aliciente que evadirse de su situación encontrando su refugio en la calle y con compañías y hábitos muy poco recomendables. Pedro García Aguado llegará a los hogares de estos jóvenes conflictivos para corregir sus graves problemas de conducta y ayudarles a que encuentren y persigan sus propios objetivos.

 

La principal novedad de la presente entrega del programa, producido en colaboración con Plural Entertainment, será la incorporación de imágenes grabadas por los propios protagonistas que recogerán situaciones diferentes a las que se producen en presencia del equipo.

 

Además, Pedro García Aguado contará en determinados casos con la colaboración de amigos de los chicos -que les animarán a adoptar una actitud más positiva- y con la intervención de la psicóloga Sonia Cervantes para abordar de forma conjunta las terapias con algunos de ellos.

 

Como ya ha sucedido en anteriores temporadas, personajes famosos con destacadas trayectorias profesionales, como el campeón del Mundo de Moto2 en 2010, Toni Elías; el actor y cantante El Langui, ganador de dos Premios Goya; el coreógrafo y cantante Sergio Alcover; el actor Iván Sánchez; el cómico Goyo Jiménez; Benjamín, exfutbolista del Betis; el locutor radiofónico Gallo Máximo; y el grupo musical Fondo Flamenco intervendrán en diferentes casos para aconsejar a estos jóvenes y transmitirles el valor del trabajo y el esfuerzo.

 

Jenny (18 años), en libertad vigilada por cometer robos; y Juan Carlos (20), un joven violento, primeros casos de “Hermano Mayor”

“Al principio el centro de menores era un infierno, los dos primeros meses estás incomunicada”, asegura Jenni, la protagonista del primer caso de la quinta temporada de “Hermano Mayor”. En permanente guerra con su madre, a la que estaba muy unida pero ahora no soporta, la joven terminó en un centro de menores por cometer diversos robos y asegura obtener algo de dinero recogiendo chatarra.

 

Aunque retomó con éxito los estudios, los ha vuelto a abandonar. Cree que la separación de sus padres fue la causa de sus desgracias y prácticamente no se habla con su hermana mayor. “Me cuesta controlar la agresividad, me puedo poner de 0 a 100 en un momento y eso lo tengo que cambiar”, confiesa. Actualmente se encuentra en libertad vigilada y una denuncia de su madre podría conducirle a un ingreso inmediato en prisión.

 

 

Pedro García Aguado y su equipo profundizarán hasta encontrar cuál es la razón de ese odio que manifiesta Jenny hacia su madre, cuando ella no entendió la separación de sus padres. Pedro le contará su propia experiencia cuando de niño sus padres se separaron y tardó mucho tiempo en poder hablar con su madre de lo que ocurrió. Marcarse objetivos y no abandonarlos antes de cumplirlos son otras de las lecciones que Jenny deberá aprender.

 

En el siguiente caso, Pedro García Aguado tratará de poner rumbo al camino de Juan Carlos, un joven de 20 años que atemoriza a sus padres, quienes han tenido que hacer obras en la casa por todos sus destrozos. “Soy agresivo, bastante. Con nada estoy loco perdido. A la gente le asusto”, cuenta el chico, que se muestra especialmente violento en su casa, donde acaba destrozando todo lo que encuentra a su paso: “Odio a mi madre porque de pequeño me metió en un colegio interno. Allí sólo había malos”.

 

Juan Carlos ha pasado hasta por ocho colegios, en todos ha tenido problemas y de la mayoría de ellos han terminado expulsándole. Le encantan las armas

-posee algunas pistolas de balines y de fogueo- y adora su coche. La primera medida de Pedro García Aguado es inmovilizar el vehículo de Juan Carlos, que no tiene seguro, y llevarle a trabajar a una gasolinera. El equipo de “Hermano Mayor” intentará que el joven exteriorice el dolor enquistado durante tanto tiempo.

0/5 (0 Reviews)