El televisor hace mucho tiempo que dejó de ser un aparato para mostrarnos imágenes en una calidad más o menos aceptable. En el siglo XXI, donde impera el culto a la imagen, nuestra televisión debe tener una calidad suprema que esté a la altura del contenido audiovisual que consumimos. De igual manera queremos una calidad de cine para ver una película, que queremos plena definición en el color para ver un documental de National Geographic. Y es que el televisor ha pasado de ser algo que simplemente nos divierte y entretiene a despertar la admiración de los sibaritas de la imagen. Ahora, gracias a los avances tecnológicos, todos podemos y queremos disfrutar de la mejor calidad. 

Bienvenidos a la tecnología OLED

Entre los distintos modelos y marcas de televisores existen, como cabe suponer, grandes diferencias en calidad de imagen. Uno de los factores más importantes para conseguir la mejor calidad de imagen es la capacidad de la pantalla para producir negros y colores oscuros profundos, permitiendo un mayor contraste y mejores colores, con un resultado de imagen realista.

En este sentido, la tecnología OLED es la campeona indiscutible frente a las pantallas LED y las pantallas LCD. En primer lugar, las TV OLED ofrecen un mayor ángulo de visión. Mientras los paneles LED permiten, en el mejor de los casos, un ángulo de visión de 54 grados, las pantallas OLED llegan a los 84 grados. Además, el tiempo de respuesta de los diodos en la TV OLED es mucho menor, por lo que se produce menos desenfoque cuando hay movimiento en la imagen, lo que resulta crucial, por ejemplo, si utilizas la TV para videojuegos o para películas de acción.

Pero la gran diferencia entre los paneles OLED y los paneles LED o LCD es que la tecnología OLED se caracteriza por no necesitar retro iluminación, por tanto, no se iluminan grupos de pixeles, sino que cada pixel funciona de manera individual, por lo que pueden también apagarse y conseguir un negro completo. Esto permite que las TV OLED sean extremadamente delgadas, una característica que hace que sean más eficientes y se consuma menos energía. No obstante, esto es un arma de doble filo, ya que es precisamente su excesiva delgadez lo que hace que estos televisores sean tremendamente frágiles.

Soporte de pared para TV OLED  

 Por este motivo, si no queremos renunciar a la mejor calidad de imagen, pero tenemos miedo de sufrir un accidente y que se nos rompa nuestra TV OLED, solo podemos recurrir a un soporte de pared para TV OLED que haya sido diseñado para este tipo de tecnología. Ejemplo de ello son los que nos ofrece la marca Vogel’s, especializada en soportes de pared para TV, entre otros productos. Y es que de la elección que hagamos con respecto al soporte de pared para TV dependerá la vida de nuestra TV OLED.

 Los Soportes de pared para OLED de Vogel’s han sido especialmente diseñados para esta tecnología ultrafina y frágil, por eso sus soportes de TV OLED cuentan con las características técnicas necesarias para tener el máximo cuidado como, por ejemplo, la articulación de sus soportes para TV que permiten el máximo cuidado gracias a sus movimientos suaves. Vogel’s te ofrece además asesoramiento a la hora de elegir con acierto el soporte para TV que necesitas para tu pantalla OLED, ya que puedes optar por introducir en su web el modelo concreto de televisor para el que quieres el soporte para que te indiquen el más apropiado, una herramienta sumamente útil con la que estarás completamente seguro de que acertarás en la elección de tu soporte de pared para TV OLED.

0/5 (0 Reviews)